Jony se enfrenta con su pasado

Jony se enfrenta con su pasado
García Pimienta, en un entrenamiento reciente con el filial del Barcelona. / DIARIO SPORT

El extremo se reencuentra el sábado con García Pimienta, su entrenador en el Barça

JAVIER BARRIO GIJÓN.

En la puerta 87 del Camp Nou, en un espacio acondicionado en el Gol Norte como residencia para los talentos forasteros que llegaban a La Masía, vivió Jony. «Salíamos por la salida de emergencia directamente al campo», recordaba el cangués hace algo más de tres años en EL COMERCIO. Fueron sus dos temporadas de juvenil en el Barça. «Estuvo en el 'B' y luego en el 'A'», confirman desde la Ciudad Condal. Lo jugó prácticamente todo. «Y quedó el recuerdo de un chico muy trabajador y que tenía la gran virtud del gol. Se marchó porque no había Barcelona 'C' y el filial ya era un paso muy grande para un chaval, pero tenía unas condiciones enormes», destacan de él.

Francisco Javier García Pimienta (Barcelona, 1974), bombero de urgencia en el incendio clasificatorio que consume en la actualidad al Barça B, fue su tutor futbolístico en aquellos dos años. «Siempre ha sido un jugador que lo ha dado todo», recordaba hace tiempo el actual entrenador del filial azulgrana, sustituto a la carrera de Gerard López. «Es el perfil de futbolista que todo entrenador quiere tener. Además, en el vestuario era muy apreciado, siempre estaba de broma», remarcaba sobre aquellos tiempos. Los dos, enfrentados este sábado en un partido crucial para el Sporting, han mantenido y cultivado esa relación desde entonces. Tanto que todavía se intercambian mensajes con cierta frecuencia para ponerse al día sobre sus vidas. «Personal y profesionalmente fue una experiencia tremenda. Sigo teniendo relación con él», confirmaba hace un par de veranos Jony.

Siete derrotas consecutivas

El destino, caprichoso, ha querido que el Barcelona B consuma la que posiblemente sea su última opción de vida en El Molinón, a donde llegará el sábado con once partidos sin ganar y siete derrotas consecutivas ahogándole, a seis puntos de la permanencia. Otra derrota pondría el último clavo a su ataúd, sin margen para la remontada. Y en esa tarde de perros se reencuentra Jony con su antiguo entrenador, uno de los técnicos, con permiso de Abelardo, de los que guarda un mejor recuerdo, muy influyente en su carrera. «Está claro que salvarnos está muy complicado, más por la dinámica, porque llevamos once partidos seguidos sin ganar», asumió García Pimienta tras la derrota frente al Reus, pero firmemente comprometido con la idea de «luchar hasta el final», porque, concluyó, «si ganamos un partido, podemos ganar los cuatro».

De aquella época, en la que Jony era inquilino en el Camp Nou, también le queda una estrecha amistad con Bartra, Sergi Roberto, Planas, Sergi Gómez, Muniesa... Con varios buenos peloteros de esa generación. Todo eso, incluso algún entrenamiento con el primer equipo de Guardiola, le vendrá a la memoria estos días. Antes de que el balón comience a rodar. Luego se convertirá seguramente en la principal preocupación de García Pimienta y, desde otra perspectiva, en uno de los futbolistas a los que se encomendará El Molinón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos