La juventud pide paso por el centro

Pelayo Suárez y Juan Rodríguez posan para EL COMERCIO, ayer en Mareo.
Pelayo Suárez y Juan Rodríguez posan para EL COMERCIO, ayer en Mareo. / PALOMA UCHA

Juan Rodríguez y Pelayo Suárez se ejercitan a las órdenes de Herrera para ganarse un hueco en la defensa rojiblanca

A. MAESE GIJÓN.

Paco Herrera tiene en mente incorporar a dos centrales a lo largo del mercado veraniego, siempre y cuando Juan Rodríguez , Pelayo Suárez o Julio no le hagan cambiar de opinión. Tal y como anunció hace unos días, el centro de la zaga es la posición que más le urge reforzar. La salida de Amorebieta a Independiente y el traspaso de Meré al Colonia deja a Babin como único zaguero con veteranía.

Pese a que al francés le acompañan Julio, Juan Rodríguez y Pelayo Suárez, el futuro de los tres defensas en la primera plantilla está en el aire. En el caso de Pelayo, su escasa experiencia, incluso con el filial, le llevará, en principio, a jugar con el segundo equipo. Aún así, el miércoles debutó ante el Guijuelo. «Fue una alegría inmensa», reconoce el rojiblanco al que todavía le faltan partidos para templar sus nervios sobre el terreno de juego. «El técnico me dice que tengo que estar más tranquilo en el campo porque soy muy intenso», aseguró entre risas. Al entrenador se le escuchó en el Helmántico gritarle desde el banquillo que no perdiera la zona y que se tranquilizara. Pelayo es un jugador que busca anticiparse a su adversario, lo que lleva a asumir demasiados riesgos.

Algo más de experiencia tiene Juan Rodríguez. Titular indiscutible en el filial la pasada campaña, el gallego ya sabe lo que es jugar en Primera con el Sporting. «Mi ilusión es la de poder quedarme con Herrera», aseguró el central que se mostró esperanzado de poder convencer al preparador catalán.

Las dudas se resolverán la próxima semana. «Necesito un partido más para tomar la decisión de quiénes serán los descartes», aseguró el preparador el miércoles tras la goleada en Salamanca.

El plan b para Juan y Pelayo será el filial rojiblanco, lugar idóneo para que sigan formándose. Bien diferente es el caso de Julio Rodríguez. De ser uno de los descartes, tendrá que buscar un destino lejos de Mareo como ya hizo el pasado año.

Fotos

Vídeos