El Leganés quiere que Cuéllar salga del Sporting con la carta de libertad

PALOMA UCHA

El club gijonés no está dispuesto a ceder y el portero no descarta su continuidad si no hay un cambio de escenario

J. BARRIO

La operación para que Iván Cuéllar abandone este verano el Sporting requiere de manera forzosa de un acercamiento de posturas, que ahora mismo están muy distantes. El futbolista, que está representado por Alfredo García Amado y José Jesús Mesas, busca una salida sin contraprestación tras la propuesta que ha recibido del Leganés, que quiere hacerse con sus servicios para la próxima temporada sin pagar más que su ficha. La operación está ahora mismo en un punto de parálisis y de cruce de estrategias. Si el guardameta extremeño no obtiene la carta de libertad, tiene previsto seguir una temporada más en el Sporting, club con el que tiene contrato hasta 2019, afianzado en la titularidad en las cuatro últimas campañas.

El problema radica en que el Sporting no está por la labor de dejarle partir sin recibir alguna compensación por su marcha, al entender que tiene todavía contrato en vigor. El club no ve, en ese sentido, un contratiempo en la continuidad de Cuéllar, aunque considera que la portería está cubierta con Diego Mariño, Óscar Whalley y Dani Martín, en quien tienen mucha confianza los técnicos, incluido Paco Herrera.

Más información

Lo que está fuera de toda duda en las oficinas de Mareo es que saldrá un portero este verano. Si no es el emeritense, porque no se alcance un acuerdo y las dos partes se mantengan en su postura, se estudiaría la marcha de alguno de los otros dos, posiblemente la de Óscar Whalley porque la valoración que hay sobre Mariño es alta, hasta el punto de que se le ve un recambio de garantías para Cuéllar.

En cualquier caso, ahora mismo es el portero extremeño el que pisa un escenario de salida más real. La propuesta del Leganés agrada al jugador, que quiere continuar jugando la próxima temporada en Primera División, una puerta de salida representada por la oferta que le ha llegado de Butarque. Aunque la gran negociación la tendrá que hacer ahora con el Sporting, con las posturas bastante enfrentadas en principio.

En una tesitura muy distinta está Fernando Amorebieta, cuyo futuro no está definido, pese a que al inicio del verano se valoraba su salida. La posibilidad de que el internacional venezolano continúe en el Sporting no está descartada. El jugador, de hecho, se ha puesto a disposición del club para resolver su futuro, ilusionado con la idea de poder continuar si hay un convencimiento de los técnicos y, si en Mareo no contasen con él, dispuesto a encontrar una salida, algo que ahora mismo no está claro.

En el contrato de Amorebieta, de hecho, había incluida una cláusula que le permitía desvincularse del Sporting ante un hipotético descenso en un plazo determinado. Y ya ha expirado sin que el defensa hiciera uso de ella. El club, mientras, trabaja en el estudio de la continuidad de Amorebieta, haciendo números, al considerar que puede ser un jugador muy interesante en Segunda División por su poderío físico.

La opción de Charles

Más allá de eso, Torrecilla busca avanzar en el capítulo de fichajes consumida la última fecha del calendario de junio, cuando concluyen oficialmente todos los contratos. La opción de Charles está bien encauzada, aunque el delantero cuenta también con una propuesta del Almería y otras del extranjero, más suculentas desde el punto de vista económico. En principio, no obstante, la alternativa que le brinda el director deportivo salmantino parece agradarle más que otras opciones.

Fotos

Vídeos