El Comercio
Sporting

| David Villa | Luis Enrique | Abelardo | Ablanedo | Joaquín | Maceda | FerreroQuini | Tati Valdés | Jesús Barrio | Tamayo | Amadeo Sánchez | Meana | Villaverde | Anselmo López |



David Villa

David Villa

Nombre: David Villa García
Posición: Delantero
Lugar de nacimiento: Tuilla (Langreo) - Asturias
Fecha: 3 de diciembre de 1981
Altura: 1,75 m
Debut con el Sporting: 2000

El guaje fue el último espectáculo salido de Mareo. David Villa llegó al Sporting casi de rebote, cuando estaba a punto de finalizar su edad juvenil. Los técnicos rojiblancos fueron a Langreo con la intención de fichar un centrocampista y descubrieron buenas maneras en un delantero que en alevines había sido descartado por el Oviedo.

Dos años después hizo la pretemporada con el primer equipo, casi a modo de relleno, para justificar que Mareo da frutos todas las temporadas, y en sólo ocho jornadas desbancó a todos lo que habían llegado con aires de titularidad, para confirmarse como la primera opción en el puesto de delantero. Villa es un delanterio hábil, ágil y con olfato en el área. Un chaval listo que pronto se ganó el calor de una afición entendida con su entrega, juego espectacular, y sobre todo, goles.

Desde su primera participación en los partidos de pretemporada ya dejó muestras de que marcaba las diferencias. Villa sólo estuvo dos temporadas en el Sporting, pero con una trayectoria vertiginosamente ascendente, en la que debutó en la selección sub-21. Los problemas económicos impidieron que la afición pudiera disfrutar más tiempo de su virtuosismo.

Si en la primera campaña se confirmó como la revelación de Segunda, en la siguiente fue el jugador más espectacular y efectivo, además de ser la solución de la temporada, ya que el importe de su traspaso al Zaragoza evitó el descenso administrativo del Sporting, que habría llevado aparejado la disolución de la sociedad.



Luis Enrique

Luis Enrique

Nombre: Luis Enrique Martínez García
Posición: Delantero
Lugar de nacimiento: Gijón - Asturias
Fecha: 8 de mayo de 1970
Altura: 1,80 m
Debut con el Sporting: 1989



Es el futbolista asturiano que más veces vistió la camiseta nacional. Llegó al Sporting, tras acabar la edad juvenil, después de que los técnicos de Mareo hubieran prescindido de sus servicios en dos ocasiones. Se le veía con poco cuerpo para llegar al primer equipo.

Luis Enrique había fichado por el Oviedo y hasta recibió dos mensualidades adelantadas, pero ante la llamada del Sporting devolvió el dinero por carta y se enroló en las filas rojiblancas. Llegó a debutar con Aranguren, pero una lesión de pubis le impidió tener continuidad. A la campaña siguiente tuvo la alternativa con García Cuervo, su principal valedor.

El Real Madrid y el Barcelona se fijaron en él. Se anticipó el club merengue, aunque cinco años después logró cambiar al Camp Nou, para jugar en un equipo en el que logró su máximo esplendor. Aunque defendió a los dos grandes del fúbol español, su corazón es rojiblanco. Con Abelardo protagonizó una anécdota en un partido en el Camp Nou, con el Sporting aún en Primera, al celebrar con su amigo un gol del conjunto rojiblanco con un guiño y gestos significativos que se dio a conocer en los videomarcadores. Luis Enrique es un futbolista completo, con técnica, rapidez, cambio de ritmo, olfato de gol y amor propio. Aunque en el Sporting empezó como delantero, en el Real Madrid ocupó otras demarcaciaones y en el Barcelona y en la Seleccióñn ser reveló como un todoterreno, con capacidad para jugar en las bandas o en el ataque.



Abelardo

Abelardo

Nombre: Abelardo Fernández Antuña
Posición: Defensa
Lugar de nacimiento: Gijón - Asturias
Fecha: 19 de marzo de 1970
Altura: 1,80 m
Debut con el Sporting:1989



Fue el último gran central que dio la cantera gijonesa. Abelardo se convirtió en el mejor defensa central español en la década de 1990. En Mareo apenas le dejaron estar y tuvo que completar su formación en el Estudiantes. A punto estuvo de irse al Caudal, llamado por Pepe Noval, pero lo evitó García Cuervo, quien siempre tuvo fe ciega en sus posibilidades.

Aunque debutó con Aranguren en el Santiago Bernabéu como centrocampista para marcar a Míchel, su confirmación llegó tras el relevo en el banquillo. Su principal valedor madnó marchar al internacional irlandés Kevin Moran para poner en su lugar al Pitu, con apenas 19 años.

Abelardo era un dominador del juego aéreo, que también aprovechaba en sus subidas al ataque y destacaba como uno de los goleadores del equipo. Ágil en el corte, sabía situarse con una perfecta colocación ofrecía rapidez en sus reacciones. No tardó Clemente en llevarlo a la Selección, con la que disputó 54 partidos y marcó tres goles. El Barcelona forzó su traspaso por 275 millones de pesetas en 1994, antes del Mundial de EE. UU, aunque la transacción se ejecutó después y pudo jugar como sportinguista la máxima competición universal.

En el club azulgrana estuvo ocho temporadas y puso el colofón a su trayectoria deportiva en el Alavés, donde renunción a una temporada más de contrato por no sentirse en condiciones de jugar. Sin ánimo de llegar a ser entrenador de élite, mata el guisanillo como entrenador en Mareo, donde transmite sus experiencias a los cadetes del Sporting. En la actualidad entrena al Sporting, habiendo pasado primero por el Sporting B en la Segunda división B.

.



Ablanedo

Ablanedo

Nombre: Juan Carlos Ablanedo Iglesias
Posición: Portero
Lugar de nacimiento: Mieres - Asturias
Fecha: 2 de septiembre de 1963
Altura: 1,77 m
Debut con el Sporting: 1982



Juan Carlos Ablanedo es uno de los estandartes de Mareo, donde empezó a formarse desde que se inició en el fútbol. En el Sporting-Atlético empezó a pedir paso, pero se encontró con Vujadin Boskov, quien no confiaba en él por considerar que sus 177 centímetros de estatura eran insuficientes para un portero de categoría. Pese a todo, le hizo debutar en el equipo, aunque la confianza le llegó con el regreso de Novoa.

Ablanedo estuvo 14 temporadas en el Sporting y jugó 398 partidos, cifra que se vio reducida por las cuatro graves lesiones que padeció (tobillo, rodillas y clavícula), además de haber sufrido el inconveniente de unos cambios en las reglas de juego que influyeron negativamante en su trayectoria final.

Su trayectoria internacional tuvo como galardón más destacado el título de campeón de Europa sub-21, materializado en Valladolid contra Italia, con una decisiva actuación en la tanda de penaltis. En 29 ocasiones, en direrentes categorías, fue citado a la Selección y tiene en su registro tres trofeos Zamora, igual que Arconada y más que Zubizarreta, quien tuvo más confianza de los técnicos de la Selección.

Su agilidad hizo que le apodaran el Gato. Con unos reflejos sensacionales, en la línea de portería era imbatible. Miera fue su valedor para llevarlo al Mundial de México, en la etapa de Miguel Muñoz como seleccionador, tras una sensacional actuación en Zaragoza, donde salío imbatido. Rápido y decidido en las salidas, en el uno contra uno se mostraba como un resorte



Joaquín

Joaquín

Nombre: Joaquín Alonso González
Posición: Centrocampista
Lugar de nacimiento: Oviedo - Asturias
Fecha: 9 de junio de 1956
Debut con el Sporting: 1977



Fue el gran capitán del Sporting, Joaquín es el futbolista que más temporadas consecutivas estuvo en el equipo, 16, y el que más partidos disputó, registro que llegó a tener a ni+vel nacional.

Joaquín llegó en 1975 de la mano de Enrique Casas, que fue fichado por Ángel Viejo como técnico y su primera propuesta fue traer a un centrocampista que tuvo su primer paso de formación en el Gijón Industrial. La temporada siguiente se incorporó al Sporting, con Vicente Miera de entreanador. A un mayoritario sector del público no le agradaba el juego del ovetense, pero el técnico lo mantuvo. Fue una reválida que duró casi dos temporadas, al final de las cuales se consolidó.

Desde entonces, nadie discutió su calidad y entrega; desde 1985 se convirtió en una referencia en el vestuario. Joaquín también conoció la internacionalidad, aunque en el Mundial de España fue uno de los que pagó los platos rotos de que quedara excluido Quique Ramos, del Atlético de Madrid. Un error de la defensa que el centrocampista rojiblanco intentó subsanar, sin éxito, en el partido contra Honduras, provocó una reacción de los medios informativos madrileños que pudo con la sensibilidad del seleccionador, Santamaría.

Tras su retirada en 1992 el Sporting sigue acusando la falta de un centrocampista con peso específico, tanto en el campo como en el vestuario. Joaquín comparte la dirección, de sus negocios con la función de intermediario, junto con su amigo y ex compañero Jiménez, además de ser el seleccionador nacional de fútbol playa.



Maceda

Maceda

Nombre: Antonio Maceda Francés
Posición: Defensa
Lugar de nacimiento: Sagunto
Fecha: 16 de mayo de 1957
Altura: 1,81 m
Debut con el Sporting: 1976



Maceda fue el mejor defensa de la historia del Sporting. Destacaba por saber situarse, tenía un especial sentido de la anticipación y dominio aéreo, además de ser un espectáculo en las estrategias ofensivas.

Llegó al Sporting en 1976, cuando el equipo se hundía camino de Segunda. Mundo, ex jugador valencianista, le dio un soplo a Pasieguito sobre un rubio espigado que destacaba en el Acero de Sagunto. El Sporting pagó po él un millón de pesetas. Sus primeras temporadas fueron difíciles. Lesiones y enfermedades le impidieron tener continuidad. Y no le faltó la polémica con un sector de la afición, hasta que en un partido de Copa contra el Titánico, en El Molinón, marcó dos goles y dio los pases de otros dos. La dedicatoria a sus detractores fueron tres cortes de mangas.

Maceda debutó con la Selección en Wembley la noche que liberaron a Quini, en 25 de marzo de 1981, y tuvo sus momentos más espectaculares con los goles a Alemania y Dinamarca, en la Eurocopa de 1984, después del partido contra Malta en el que marcó dos de los doce goles de España.

En 1985 fue traspasado al Real Madrid por 60 millones de pesetas. Aunque fue campeón de Liga, su mejor etapa la tuvo en el Sporting. Inició su trayectoria como entrenador y, tras un año en el Badajoz, fue contratado para dirigir al filial del Sporting, pero las circunstancias de la temporada 1997-98 obligaron a que pasara al primer equipo, sin acabar la primera vuelta. Regresó en 2002 para suplir a Acebal y concluir la temporada.

.



Ferrero

Ferrero

Nombre: Enzo Ferrero
Posición: Delantero
Lugar de nacimiento: Buenos Aires (Argentina)
Fecha: 10 de abril de 1954
Altura: 1,75 m
Debut con el Sporting: 1975



Fue el futbolista extranjero más espectacular de la historia del Sporting. Ferrero llegó a Gijón en 1975. Se encontraba en España de gira con el Boca Juniors. Pasieguito, que tenía buenas referencias de su juego, lo vio en Valladolid, donde se decidió su contratación. Enrique Casas fue a buscarlo a Córdoba. Tras viajar de madrugada, Ferrero fue alineado un tiempo de un partido del Trofeo Costa Verde. En aquel momento fue el jugador más caro de la historia del club: la directiva de Ángel Viejo lo fichó por 12 millones de pesetas.

En la primera temporada formó la tripleta atacante con Quini y Churruca, sin que se pudiera evitar el descenso a Segunda, para regresar a Primera a la campaña siguiente con una brillante aportación. A partir de ahí, Ferrero fue uno de los protagonistas del mejor Sporting, con las primeras participaciones en la Uefa, competición en la que fue el primer goleador rojiblanco, al marcar un tanto en el primer minuto del partido contra el Torino, en un lanzamiento directo de córner. Otro gol memorable fue el que marcó al Barcelona en El Molinón, en un espectacular triple regate a Migueli.

Ferrero fue un extremo que dio espectáculo en El Molinón, con un regate fácil, rapidez y gran verticalidad. Durante diez temporadas fue el dueño del «11», tiempo en el que se identificó con Gijón, donde reside y regenta sus negocios, que comparte con el fútbol. Aunque conserva el acento de su Argentina natal, Enzo Ferrero se considera un gijonés más y la estela de su estilo aún colea por las bandas de El Molinón.



Quini

Quini

Nombre: Enrique Castro González
Posición: Delantero
Lugar de nacimiento: Oviedo - Asturias
Fecha: 23 de septiembre de 1949
Altura: 1,76 m
Debut con el Sporting: 1968



Enrique Castro González nació en Oviedo en 1949 y se crió en Llaranes, el «barrio ideal» construido para albergar a los trabajadores de Ensidesa. Allí empezó a jugar al fútbol, bajo la sombra humeante de la factoría: Quini es, en cierta forma, hijo de la industrialización, como los miles de aficionados que corearían su nombre y celebrarían sus goles. Empezó a destacar pronto en el equipo infantil de los Salesianos, luego en el Llaranes juvenil y más tarde en el Ensidesa, de Tercera División, donde coincidió con algunos de los mejores jugadores que daría el fútbol asturiano: Jesús Castro, su hermano, que jugaba de portero como lo había hecho su padre en el Vetusta, y también Churruca, Megido y José Manuel.

Como juvenil, Enrique Castro, a quien ya se le conoce con el sobrenombre de Quini, heredado de su padre, juega dos veces con la Selección española y es observado por varios clubes. A uno de ellos, el Oviedo, fueron presentados Enrique y Jesús, pero no supieron ver su calidad y fueron rechazados. Sin embargo, desde el otro gran núcleo industrial de la región sí se supo valorar a un jugador que en aquella época ocupaba la posición de interior. Enrique Castro, Quini, firma con el Sporting de Gijón en 1968 y en diciembre de ese mismo año debuta en Sevilla frente al Betis. A la semana siguiente marca su primer gol como sportinguista, un gol que supuso el empate a uno frente al Racing de Ferrol. En su primera temporada en el Sporting, Quini marcó 16 goles. Un año más tarde, su hermano Jesús convierte la portería rojiblanca en la segunda menos goleada del campeonato y él se encarga de batir en 24 ocasiones la portería de los rivales, consiguiendo su primer trofeo Pichichi y llevando al Sporting a Primera División tras once durísimas temporadas.

Al éxito en el Sporting le sigue rápidamente la llamada de la Selección. Primero con la amateur, donde le acompañan José Manuel, Herrero II y Jesús Castro, consigue el Campeonato de Europa frente a Italia y es además el máximo goleador del torneo; poco después, en octubre de 1970, debuta con la Selección nacional absoluta ante Grecia. En otras 34 ocasiones vestiría Quini la camiseta nacional, la última de ellas en el Mundial de 1982. Fue precisamente durante un partido con la Selección cuando sufrió la lesión más grave de su carrera. Ocurrió en Hull (Inglaterra), en un partido contra Irlanda del Norte, el 16 de febrero de 1972: cuando saltaba para rematar un centro, un defensa rival le da un codazo en la cara (que Quini siempre consideró intencionado), que le provocó la rotura del pómulo izquierdo.

Recuperado de la grave lesión, volvió a marcar goles decisivos para lograr la permanencia del Sporting en Primera y en la temporada 1973-74 consigue de nuevo el trofeo Pichichi con 20 goles. En ese momento empiezan a interesarse por él grandes equipos del fútbol español, entre ellos el FC Barcelona, pero desde la directiva sportinguista no convence la oferta del club catalán. Quini sigue marcando goles y se vuelve a convertir en máximo goleador nacional en la temporada 1975-76. El interés del Barcelona es cada vez mayor y comienza un tira y afloja entre el jugador, el Sporting y el Barcelona que llega a un punto decisivo en el verano de 1976: el Barcelona hace una oferta millonaria por Quini, pero el presidente, Ángel Viejo Feliú, decide someter la respuesta del club a la decisión de una asamblea, que debía posicionarse además sobre el interés del Athletic de Bilbao por Churruca. Finalmente, la asamblea acepta la oferta por Churruca y rechaza la del Barcelona por Quini.

En esta temporada, la 1976-77, Quini vuelve a ser decisivo. Con el Sporting en Segunda, el Brujo logra 27 goles, su récord personal, y es nuevamente Pichichi. En su regreso a Primera, el Sporting realiza las mejores campañas de su historia, se clasifica para la Uefa y a punto está de lograr el título de Liga en la temporada 1978-79. Para Quini se inicia también un periodo sensacional: en las temporadas 1979-80, 1980-81 y 1981-82 es el máximo goleador del fútbol español, con 24, 20 y 27 goles, respectivamente. Quini estaba en su mejor momento y el Barcelona decidió dar el todo por el todo. Después de años de continuas negociaciones, en el verano de 1980 el FC Barcelona puso encima de la mesa del Sporting 80 millones de pesetas para llevarse al mejor delantero de España. Esta vez no hubo asamblea, y ni el propio jugador la habría aceptado: en la temporada 1980-81 Quini debuta como jugador del FC Barcelona. Dos Pichichis (1980-81 y 1981-82), dos Copas del Rey (1980-81, con sus dos goles al Sporting en la final, y 1982-83), una Recopa de Europa (1981- 82), una Copa de la Liga (1982-83) y una Supercopa de España (1983-84) son su palmarés en los cuatro años que defendió la camiseta del Barça. En su etapa como barcelonista Quini hubo de vivir, sin embargo, uno de los momentos más angustiosos de su vida: el 1 de marzo de 1981 fue secuestrado en Barcelona. La noticia conmocionó al país entero. Veinticinco días después, Quini era por fin liberado en Zaragoza.

Acabada su etapa en el Barcelona, y con 35 años, Quini pensó en retirarse del fútbol. Sin embargo, su hambre de gol seguía llamándole con fuerzas y decidió volver a su casa, a su equipo. En 1984 el Brujo se viste de nuevo la camiseta del Sporting y sigue en las filas del equipo durante tres años. Por fin, tras la campaña 1986-87, llega el momento de la despedida. Quini se retira, dejando atrás sus más de doscientos goles en la Liga, sus siete Pichichis, sus remates, su lucha, su honradez, su deportividad.

Quini es el ídolo para una generación y el símbolo de una época, pero, además, es el referente para toda la afición y una auténtica leyenda viva del Sporting.

.



Tati Valdés

Tati Valdés

Nombre: Crisanto García Valdés
Posición: Centrocampista
Lugar de nacimiento: Mieres - Asturias
Fecha: 18 de marzo de 1947
Debut con el Sporting: 1965


Lo llamaban la Maquinona por su extraordinaria potencia. Tati Valdés se incorporó al Sporting en 1965 y debutó con 18 años. Marcó un estilo en su época, en la que el equipo gijonés practicó un fútbol brillante, de ataque, en el que Tati jugaba de memoria, con unos pases al primer toque, en profundidad, a los extremos, para que Herrero II, Lavandera, Churruca y Megido, primero, y Morán y Ferrero, más tarde, pudieran contribuir al espectáculo que le agrada al público de El Molinón.

Algunos entrenadores preferían otro tipo de fútbol, pero el mierense avisaba: «Ya vendrá el barro». Y los que pretendían hacer su labor se quedaban a medio camino. El que más lo acusó fue el argentino Landucci, que llegó de figura y se pasó más de dos años en el ostracismo, oscurecido por el juego de Tati, quien tuvo momentos brillantes en las etapas de Carriega y Miera, en las que fue determinante en los dos últimos ascensos a Primera. Tati formó parte de la Selección española de aficionados en seis ocasiones, con un debú en Italia en el que marcó dos goles, aunque fue utilizado como extremo. Tras sus quince temporadas como centrocampista, pasó a desarrollar funciones de técnico, como hombre de confianza de los entrenadores y también para colaborar con su buen ojo para ver fútbol y descubrir jugadores. Se hizo cargo del filial, en otra etapa estuvo en el Langreo y como seleccionador asturiano.



Jesús Barrio

Jesús Barrio

Nombre: Jesús Barrio Alvarez
Posición: Delantero


Lo fue todo en el Sporting. Jugador, entrenador y secretario general, tuvo un protagonismo especial en momentos que marcaron la historia de la entidad. Su primera etapa en el Sporting fue como jugador. Delantero centro en los primeros años de la posguerra, tuvo un paso corto por el equipo. Dio preferencia a sus estudios de Magisterio, profesión que empezó a ejercer y que combinó con su trayectoria de entrenador. Con el Sporting, ya en su etapa de técnico, logró el tercer ascenso, en 1957, y fue el entrenador del Matagigantes, cuando en El Molinón perdieron el Real Madrid de Di Stéfano y el Barcelona de Kubala.

El club volvió a recurrir a Jesús Barrio en el peor momento de su historia, cuando se consumó el descenso a Tercera. Era el verano de 1961, y tuvo que pedir permiso para dejar el Deportivo y volver a Gijón. El maestrín logró que se salvara la categoría en el torneo de Palma de Mallorca, para cubrir la vacante producida por la renuncia del Condal. En su última etapa fue secretario general, además de actuar como entrenador eventual para sustituir a técnicos cesados.

En esta etapa aportó al club una organización que no había. Jesús Barrio dejó sus experiencias plasmadas en Manual de fútbol y El fútbol como método, con explicaciones de detalles tácticos y técnicos. Los jugadores que estuvieron a sus órdenes recuerdan su talante paternalista, con el que hacía más ameno el trabajo de los entrenamientos. Fue un precursor de métodos que se utilizaron más tarde incluso en grandes clubes.

.



Tamayo

Tamayo

Nombre: Mauro Alvarez Tamayo
Posición: Centrocampista
Lugar de nacimiento: Gijón - Asturias
Fecha:1 de diciembre de 1918
Debut con el Sporting: 1940



Fue un jugador sangrín y un marcador implacable. Mauro Álvarez, Tamayo, nació en Gijón el 1 de diciembre de 1918. A los 14 años dio sus primeras patadas al balón en el Racing del Llano. Luego jugó en el Hispania, paso previo al Sporting, al que se incorporó tras la guerra civil. Desde entonces, 15 temporadas seguidas hasta que dejó el fútbol a los 37 años para convertirse en masajista y utillero. Así, hasta 1978, cuando se jubiló. Fue el masajista debutante en la Copa de la Uefa, en el partido contra el Torino en El Molinón.

En su trayectoria, Tamayo tiene dos anécdotas célebres: tuvo que jugar de portero la última fase de un partido contra el Español, en el que el Sporting se jugaba el ascenso a Primera, en 1943. Una lesión del guardameta Leicea, en una época en la que no se permitían las sustituciones, obligó a Amadeo a elegir al bravo jugador rojiblanco para cubrir su puesto. El Sporting perdió 3-1, la ausencia de Tamayo en el centro del campo debilitó el juego sportinguista. Ya en Primera, Tamayo se distinguió por su estilo férreo en los marcajes.

El barcelonista Bravo llegó a desesperarse con la vigilancia del gijonés hasta tal punto que le mordió una oreja, en un ataque de impotencia por poder despojarse de su vigilancia. Tamayo formó parte de la línea de medios más importante del Sporting en la década de 1940 junto a Cervigón y Calleja. Con el paso del tiempo fue retrasando su posición para jugar como lateral derecho, completando el trío defensivo con Cástulo o Altisent y Germán o Ladreda. 

.



Amadeo Sánchez

Amadeo Sánchez

Nombre: Amadeo Sánchez
Posición: Portero
Debut con el Sporting: 1920



Fue una institución en el Sporting. En sus años mozos, Amadeo Sánchez fue uno de los guardametas del equipo en la década de 1920. Portero alto, con envergadura, su incorporación al servicio militar interrumpió una trayectoria prometedora. Pero Amadeo Sánchez siguió ligado al fútbol y, sobre todo, al Sporting. Su papel como entrenador resultó brillante, al participar en dos ascensos, los dos primeros de la historia del club. La alternativa en el banquillo la tuvo en 1943, después de que el Sporting perdiera la promoción de ascenso contra el Español. Amadeo Sánchez asume la dirección del equipo y cuenta con la colaboración del comandante Carlos Blond, preparador físico.

Al final de la temporada el equipo gijonés logra subir por primera vez a Primera División. Uno de sus mejores recuerdos fue el recibimiento que tuvo la expedición rojiblanca que viajó a Jerez, donde en la penúltima jornada aseguró con un empate el título de campeón. A la campaña siguiente, deja el banquillo a Quico Campomanes. Aunque mantiene una estrecha colaboración con el entrenador, su labor en la entidad pasa a ser de técnico. Empezaba a crearse la figura del ojeador.

Nuevamente asume la dirección del equipo en 1950 y el Sporting volvió a lograr el ascenso, en una temporada memorable en la que se marcaron 100 goles. Amadeo Sánchez, vecino de El Llano, tenía un aspecto señorial y le caracterizaba su inseparable boina en el trayecto hasta Los Fresno o la secretaría del club.



Meana

Meana

Nombre: Manolo Meana
Posición: Centrocampista
Lugar de nacimiento: Gijón - Asturias
Debut con el Sporting: 1917



Fue el primer internacional del Sporting y uno de los jugadores más importantes de su historia. Meana fue un vigoroso centrocampista de excepcionales facultades físicas, lo que aprovechaba para convertirse también en delantero. Nació cerca del Campo Redondo, junto al barrio de El Humedal. Fue la figura indiscutible de su época y defendió los colores nacionales entre 1921 y 1924. Debutó en San Mamés, frente a Bélgica, formando línea de medios con Gamborenea y José Mari Peña, quien luego llegaría a ser entrenador del Sporting. También fue uno de los integrantes de la Selección asturiana que ganó el campeonato de España en 1923, en Vigo, en un equipo formado en su mayoría por jugadores del Sporting. Las lesiones interrumpieron su brillante trayectoria, sufrió roturas de menisco en ambas rodillas.

La más grave fue en Zaragoza, contra el Iberia, aunque el inglés Galloway, entrenador del Sporting, intentaba utilizarlo como delantero en algunos encuentros. Meana siguió vinculado al fútbol como entrenador en el Sporting. Repitió su estancia en el banquillo en otras dos etapas.

Una de sus anécdotas la tuvo en un partido en Chamartín, en el que, ya como entrenador, ocupó el puesto de portero debido a una lesión de Amador. También entrenó al Oviedo y en 1956 fue nombrado seleccionador nacional. Su última etapa la pasó en el Real Madrid, al que se incorporó a petición de Santiago Bernabéu, para ser el administrador de la Ciudad Deportiva.

.



Villaverde

Villaverde

Nombre: Fernando Villaverde
Posición: Delantero
Debut con el Sporting: 1911

Fernando Villaverde fue el primer gran jugador del Sporting. Miembro de una saga que aportó hasta cinco futbolistas, Fetato fue la estrella del Sporting de su época. Fue uno de los que formó el equipo que disputó el primer partido oficial en la Copa de España, contra el Arenas de Gecho, en 1917, en la que los gijoneses empezaron con derrota. Era el capitán del equipo.

En aquellos encuentros jugó con su hermano Senén, extremo derecho. Fernando Villaverde era un delantero habilidoso, que se distinguió por su potencia física y rapidez, así como por su ambición goleadora. Su exitosa trayectoria se vio truncada por una lesión que sufrió contra el Sporting de Vigo y le impidió ser llamado a la Selección española que jugó los Juegos de Amberes. Aunque pudo volver a jugar en alguna ocasión, la fractura en una pierna lo obligó a retirarse cuando tenía 25 años. El día que llegó a casa con una pierna rota lo hizo cantando, para no disgustar a su madre.

Después tuvo que conformarse con ejercer como árbitro, aunque más tarde pasó a colaborar como directivo en el Sporting, en las etapas presidenciales de Ismael Figaredo, Pedro Garnung, Emilio Tuya y Félix Guisasola. También realizó labores de dirigente en la Federación de Fútbol y hasta tuvo alguna incursión en el periodismo deportivo, siempre con el Sporting como fundamento. Fue socio del Sporting hasta su fallecimiento, con el número 1, y así se le recuerda en una placa colocada en una de las entradas de El Molinón.

.



Anselmo López

Anselmo López

Nombre: Anselmo López
Posición: Portero
Debut con el Sporting: 1905

Fue el primer presidente del Sporting y uno de los promotores de la creación del club gijonés. Anselmo López se distinguió por su capacidad de gestor y fue el organizador de los primeros partidos del equipo rojiblanco, así como de otros acontecimientos deportivos.

Una de sus aficiones principales era practicar deporte, pero principalmente el fútbol, que había descubierto en la playa gijonesa en los primeros años del siglo xx. Su entusiasmo le llevó a reunir a un grupo de amigos para asociarse en torno al fútbol, después de que hubiera surgido el Sport Club. Anselmo López fue el guardameta del equipo rojiblanco en sus inicios, labor que compartió con la de presidente, rodeado de un grupo de amigos que también eran los jugadores del equipo. A falta de competiciones oficiales, el presidente también se dedicaba a preparar los partidos.

En aquellos tiempos, el rival más lejano llegaba de Santander. Anselmo López, fiel a la carta olímpica del barón de Coubertain, siempre mantuvo la idea de no permitir el profesionalismo en el deporte y, por supuesto, en el fútbol. Anselmo López también contribuyó a la divulgación de las actividades del incipiente Sporting al colaborar en varias publicaciones. Por otro lado, fue uno de los forjadores de la Federación Asturiana de Fútbol, organismo que no tuvo continuidad hasta 1916, juntamente con la Federación Cántabra.

.

BLOG SPORTINGUISTA

Multideporte