«Estamos listos para subir sufriendo»

«Estamos listos para subir sufriendo»
Decenas de aficionados, ayer, guardando cola para retirar las entradas para el partido del sábado en El Molinón. / ARNALDO GARCÍA

Exfutbolistas, deportistas y aficionados se conjuran para empujar al Sporting hacia el ascenso directo

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Primera hora de la tarde. Una hilera de unos sesenta aficionados se encuentra apostada en las inmediaciones de El Molinón. Aguarda expectante delante de las taquillas su apertura. Comienza la venta de entradas para el crítico partido del sábado (El Molinón, 16 horas). Concluirá el día sin opciones ya de adquirir un asiento para presenciar la cita ante el Barça B desde la tribuna Este. «Solo hay que pensar en ganar este partido. Nada más», martillea Joaquín Alonso, el gran capitán del Sporting, en conversación con EL COMERCIO. «Estamos en la recta final y, otra cosa no, pero sabemos jugar al límite porque ya nos hemos visto en situaciones de estas», apunta el exfutbolista en un guiño velado al último ascenso.

No es el único que se expresa con ese grado de confianza. Con la atención puesta en el Giro y el rabillo del ojo en el Sporting anda estos días el exciclista Carlos Barredo, sportinguista incorregible, ilusionado con el último recuerdo en competición que le dejó el conjunto rojiblanco, aunque este se escribiera sobre una derrota. «El problema es que ahora no dependemos de nosotros, pero la presión también está ahí para el Huesca. No solo la tiene el Sporting. Ellos tienen que ganar», advierte el corredor gijonés, que abrocha su lectura con una sonora sentencia: «El juego, ambición, ganas y coraje que puso el equipo en Zaragoza es lo que le dará el ascenso directo. Quedan cuatro jornadas, doce puntos, y si el Sporting los saca creo que va a estar».

El mensaje se repite. Ganar y ganar. Seguir subiendo el volumen. Desde Londres, en pleno corazón de la 'City', Sergio Gómez, presidente de Sporting Londoners, comparte la visión de Barredo. Y amplía. De entrada remarca que, concluido el encuentro de La Romareda, los miembros de esta peña, que siguieron el choque desde la capital británica por televisión, «nos levantamos de la mesa en la que estábamos para cantar el himno porque seguimos muy esperanzados». La confianza se la da la música que Baraja le ha puesto al proyecto. «Creemos mucho en él. Ha hecho un equipo muy fiable, que sabe a lo que juega y, por supuesto, tenemos a nuestro favor la fuerza de El Molinón. Y, otra cosa más, somos el Sporting y estamos acostumbrados a subir sufriendo», remacha. Otro guiño al pasado.

Más información

Nadie ondea la bandera blanca en esta frenética carrera. Ni mira al 'play off', calculando ya sus riesgos, a pesar de que el Rayo ya se escapa con una plaza. Queda tiempo y un resbalón del Huesca voltea la situación en una simple tarde de fútbol. Los máximos implicados lo saben. Por eso, insisten todos los consultados, hay que exprimir al límite las opciones que quedan, que no son tan rocambolescas como en otras ocasiones, y estar listo para la caza, con el calendario memorizado de carrerilla: Barcelona B, Tenerife, Granada y Córdoba. «En el 'play off' seríamos bastante favoritos por lo bien que está el Sporting y la mística de El Molinón, pero seguimos pensando en el ascenso directo», abunda este aficionado.

Interviene Iván Hernández, exfutbolista del Sporting y técnico del filial, al que también le espera un final de órdago. Dos ascensos como rojiblanco sobre la bocina iluminan sus apreciaciones. Le da en la nariz que aún queda tela que cortar: «Quedan cuatro partidos y esto va a girar todavía; la noria va a dar otra vuelta. Lo que hay que hacer es intentar ganar los cuatro que quedan porque el Sporting tiene el golaveraje a su favor. Esa es una baza muy importante con lo igualado que está todo». Habla desde la experiencia, que le provoca una risa. «De últimas y penúltimas jornadas creo que sé bastante. Todavía tengo muy presente lo que pasó la temporada del ascenso con Manolo (Preciado) en Castellón y, hace tres años, aquella jornada en el Villamarín con Abelardo de entrenador», sostiene.

Viviendo al límite

De hecho, las situaciones extremas han sido el pan de cada día del sportinguismo, que ha vivido experiencias de todos los colores en estos últimos años. «Soy positivo al cien por cien y estamos preparados para subir sufriendo. Creo que todavía estamos a tiempo de hacerlo de forma directa. En El Molinón no se nos puede escapar ningún partido, empezando por el del sábado, y los de fuera hay que pelearlos. Creo que el de Tenerife es factible y luego vamos a darle guerra a Sandoval», reflexiona Avelino Buera, presidente de la peña Sidrería Sporting. Nadie, eso sí, quiere echar mano de los calendarios para elaborar sus hipótesis. «No te dicen nada. El Huesca, por ejemplo, juega con el Alcorcón, Lugo, Nástic y Oviedo. Dos de estos equipos se están jugando no descender y el otro, entrar en el 'play off'. Y lo mismo para nosotros. El Barça B, que parece un trámite, se juega la última opción de permanencia», alerta Joaquín. Todos están en guardia, listos para dar guerra hasta el último minuto del último partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos