Sporting

Sporting | Sin margen de error en El Molinón

El técnico Rubén Baraja corrige a sus hombres en el ensayo de una jugada a balón parado, ayer, durante la última sesión en Mareo. / ARNALDO GARCÍA
El técnico Rubén Baraja corrige a sus hombres en el ensayo de una jugada a balón parado, ayer, durante la última sesión en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

El Sporting busca una nueva victoria en casa ante el Nástic para recortar distancias con el 'play off' | Baraja volverá al sistema habitual con dos delanteros, con Jony como principal novedad en la alineación titular

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

En la recta final del mercado invernal, cuando el director deportivo, Miguel Torrecilla, comienza a ejecutar una pequeña revolución en el vestuario (la llegada de Hernán Santana y las salidas de Moi y Stefan) para lograr el ascenso, el objetivo marcado por el cual fue incorporado a la disciplina gijonesa, el Sporting recibe la visita de uno de los mejores conjuntos a domicilio de la categoría.

El Nástic del exrojiblanco Juan Muñiz, que esta tarde visitará por primera vez El Molinón desde que abandonó el club rojiblanco, pondrá a prueba al grupo de Rubén Baraja. El Sporting llega al duelo tras cosechar una derrota, injusta por el juego desplegado en Lugo, que redujo el margen de error de los gijoneses para, al menos, alcanzar el 'play off' de ascenso a Primera División.

Más noticias

«El sexto puesto es nuestro primer objetivo», reconoció el 'Pipo' el pasado viernes ante la inminente visita del Nástic. El técnico vallisoletano, al igual que el vestuario rojiblanco, es consciente de la situación en la que se encuentra el equipo. Después de completar una primera vuelta en la que sumó treinta puntos, ahora toca recortar diferencias con la zona alta. Y el tiempo perdido solo se recupera de tres en tres.

El año 2018 comenzó de la mejor manera posible para los hombres de Baraja. Las dos victorias en los dos primeros partidos, ante el Córdoba y el Alcorcón en El Molinón, llenaron de optimismo a la afición sportinguista, que vio signos de mejora en un grupo que navegó a la deriva en las últimas semanas de Paco Herrera en el banquillo. El buen ritmo de resultados se vio truncado el pasado fin de semana en Lugo. La Mareona fue testigo de ello. Cerca de 3.000 seguidores se desplazaron a tierras gallegas para presenciar la primera derrota del nuevo año. Una mancha negra que el equipo pretende limpiar esta tarde ante un rival que se encuentra en la zona baja, pero que lejos de casa ya suma 18 puntos.

Con la 'urgencia' de situarse entre los seis primeros clasificados, Baraja volverá a su sistema habitual con dos delanteros y dos líneas de cuatro futbolistas por detrás de los puntas. En el Anxo Carro apostó por Moi Gómez por detrás de Michael Santos, pero el alicantino hizo las maletas el viernes para incorporarse a las filas del Huesca. El mediapunta no soportó la presión de jugar en un estadio como el gijonés y prefirió probar suerte en el actual líder de la categoría con Rubi en el banquillo.

Una semana después, Castro recuperará la titularidad para formar pareja de ataque junto al ariete uruguayo. El de Ujo, que se ha ganado la confianza de Baraja, tiene vía libre, con el permiso de Viguera, para liderar la delantera rojiblanca porque Stefan Scepovic, al igual que Moi Gómez, también hará las maletas para abandonar Gijón. El serbio regresó a Mareo para recuperar su olfato goleador, pero su actitud le ha relegado a un segundo plano. Una circunstancia que no le agrada y por la que ha preferido poner punto y final a su relación con el club, que se hará oficial en los próximos días.

Una titularidad esperada

Al margen de las salidas y el regreso de Castro a la delantera, la gran novedad en el once de esta tarde será la vuelta de Jony a una alineación titular. El cangués, que salió desde el banquillo ante el Alcorcón y el Lugo, tiene grandes opciones de ser de la partida. «Está preparado para todo, aunque necesita un periodo de adaptación para adquirir la fuerza necesaria», comentó Baraja sobre el extremo. Pese al mensaje conservador del vallisoletano, todo hace indicar que el de Cangas del Narcea será una de las sorpresas del técnico en el estadio gijonés.

El entrenador mantuvo ayer, al término de la sesión matinal, tres conversaciones individualizadas. Canella, Rubén García y el propio Jony conversaron con el 'Pipo' antes de tomar el camino de las duchas. De los tres, dos ocuparán la banda izquierda. El lavianés jugará en el lateral, mientras que el valenciano, salvo cambio de última hora, seguirá en el banquillo, esta vez por la titularidad el primer fichaje rojiblanco en el mercado de invierno.

El centro del campo lo completarán Carmona, Sergio Álvarez y Bergantiños. Los dos últimos tendrán una nueva competencia para la medular: Hernán Santana. El canario será presentado mañana como nuevo jugador del Sporting y verá el partido desde la grada. Su llegada a la ciudad está programada para esta mañana y de tarde vivirá en primera persona un nuevo encuentro en El Molinón.

La línea defensiva también podría variar respecto a la pasada jornada. La titularidad de Barba y Álex Pérez es innegociable para Rubén Baraja, que volverá a depositar su confianza en el madrileño y el italiano. Con Canella en la izquierda, Adri Montoro se perfila como el nuevo sustituto del lesionado Calavera. El lateral derecho del filial actuará por detrás de Carmona, por lo que Juan Rodríguez se sentará en el banquillo después de haber sido titular en Lugo.

El Sporting se aferra al fortín de El Molinón para seguir soñando con el ascenso. Baraja solo conoce la victoria en Gijón y espera que la línea positiva en casa continúe pese a que enfrente se encuentra el mejor visitante, junto a Osasuna, de la Liga.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos