Mariño comienza la semana al margen por precaución

César Castaño, junto a Álex López y Diego Mariño. /  ARNALDO GARCÍA
César Castaño, junto a Álex López y Diego Mariño. / ARNALDO GARCÍA

El guardameta se ejercita junto al readaptador por un golpe en su pie izquierdo, mientras que Xandao ya se entrena con total normalidad

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

No había llegado la lluvia a Gijón cuando la puerta del vestuario del Sporting se abrió pasadas las 10.30 horas. Los niños del colegio Federico García Lorca esperaban ansiosos a los jugadores, que uno a uno saltaron al terreno de juego para comenzar a preparar el choque liguero ante el Valladolid del próximo domingo (20.30 horas). Antes de que los hombres de Herrera iniciaran el primer ensayo de la semana, la plantilla al completo se fotografió con los colegiales. Entre ellos se encontraba Diego Mariño, que una vez se hizo la instantánea regresó al gimnasio para trabajar junto al readaptador.

El gallego continúa con molestias en su tobillo izquierdo. Un golpe con Edgar, delantero del Reus, es el culpable de que el guardameta no pudiera trabajar con total normalidad. En principio, su presencia el domingo en El Molinón no corre peligro. Se espera, por tanto, que a lo largo de la semana se reincorpore con el resto de sus compañeros.

La ausencia de Mariño no fue la única en la sesión matinal. Alberto Lora y Álex López tampoco se ejercitaron bajo las órdenes de Paco Herrera. Todo apunta a que ninguno de los dos futbolistas vaya a llegar a tiempo al fin de semana, aunque ayer se pudo ver al centrocampista, que sufre una lumbalgia, trotar junto al guardameta en el campo número uno de Mareo.

Xandao, disponible

La buena noticia para Paco Herrera es que Xandao se recuperó de la contractura muscular que sufrió en sus isquiotibiales izquierdos. El brasileño no pudo viajar con sus compañeros a Reus, pero ayer completó con aparente normalidad el primer entrenamiento de la semana.

Más

Fotos

Vídeos