Mariño: «Pensé que estaba bajo palos y me faltaba ese metro para coger el balón»

J. B. GIJÓN.

Sincero y autocrítico, Diego Mariño despachó con naturalidad la incómoda situación que se generó en torno a él tras el gol que le marcó el portero del Lugo, Juan Carlos, en un pelotazo que salió desde el campo local y que terminó por sorprenderle, en una trayectoria de unos setenta metros. «Me sorprendió», reconoció el portero gallego, que consideró que «cuanto más lo veo, más golazo me parece, aunque está muy lejos y puedo hacer mucho más, pero esto tiene que ser una anécdota».

Contra las herméticas actitudes que se manejan en estos casos, Mariño revivió la jugada y compartió que Juan Carlos le había transmitido al final que «no había sido su intención; quería colgar el balón al área». Pero, concluyó, «se fue envenenando y me cogió por sorpresa porque yo estaba más pendiente de ayudar a la defensa y de dirigir las marcas». En cualquier caso, el portero reconoció que «estaba más adelantado de lo normal, pero iba muy fuerte» y apuntó a la que para él fue la clave en el desenlace de esa acción: «Venía corriendo y pensaba ya que estaba bajo palos. Me frené para coordinarme y luego saltar, porque pensaba que estaba en la situación, pero me faltaba ese metro para haberla cogido».

Renovación de contrato

Diego Mariño

Más allá de eso, Diego Mariño se felicitó por su reciente renovación con el Sporting hasta 2022, expresando su disposición a cumplir el contrato. «Aquí estamos muy contentos y nos encontramos muy a gusto, tanto mi familia como yo. Nuestro pensamiento era seguir aquí y ojalá sea por muchos años. Después de esta renovación parece que puede ser así. Estoy muy contento por la confianza que el club ha puesto en mí», resumió el guardameta gallego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos