Sporting

Mariño: «El presidente del Valladolid quería defender lo indefendible en mi salida; fue un berrinche suyo»

Diego Mariño regresó hoy al trabajo

JAVIER BARRIOGijón

Diego Mariño, que regresó hoy al trabajo, confirmó esta mañana su recuperación para el partido del domingo frente al Valladolid. Aunque el meta reconoció sobre la acción con Édgar en Reus, que disparó las alarmas, que «me torció un poco el tobillo y noté un crujido; no queria mirar el pie». También aseguró sobre el reencuentro con el conjunto pucelano que «es un partido especial porque es un exequipo», rememorando sobre su etapa en Valladolid que «hice un gran año, mi primero en Primera, pero decidí salir por unas cosas de mi contrato que me permitían salir». En ese sentido, recordó, el presidente Carlos Suárez no estaba de acuerdo y obstaculizó su partida. «Fue un berrinche suyo, que quería defender lo indefendible», concluyó.

Noticias relacionadas

De vuelta al encuentro, el meta aseguró que será «un partido complicado, pero queremos los tres puntos». Y aseguró sobre estos dos próximos encuentros que «el objetivo pasa por El Molinón; aquí somos muy fuertes y necesitamos la ayuda de nuestra gente para volver a la senda de la victoria». Un poco más adelante reiteró que «todo pasa por casa y tenemos dos partidos para confirmarlo» porque, insistió, «dos victorias en casa nos pueden dar un pequeño empujón».

Más allá de eso, Álex López se mantuvo una semana más al margen del grupo, al igual que Lora, en una jornada pasada por agua en Mareo.

Fotos

Vídeos