Sporting

Sporting | Mejoría sin eficacia en ataque

Lora golpea el balón con dos jugadores del Pontevedra cerca y Nacho Méndez siguiendo la jugada desde la distancia. / NOEMÍ PARGA

El Sporting se lleva el trofeo Ciudad de Pontevedra pese a evidenciar su falta de acierto en ataque | Rubén García, con un gol y una asistencia en 45 minutos, deja buenos destellos en su debut como sportinguista

VÍCTOR M. ROBLEDO PONTEVEDRA.

Le está costando al Sporting encontrar su fútbol más de lo que seguramente Paco Herrera esperaba a estas alturas de la pretemporada. Ayer, en el estadio de Pasarón, los rojiblancos dejaron asomar detalles del equipo que quieren ser, pero solo mostraron hechuras de conjunto armado en algunos chispazos puntuales. Las ideas existen; falla la ejecución, especialmente en ataque. Al técnico catalán le quedan aún tres semanas para terminar de conectar los cables.

La falta de efectividad lastró al equipo rojiblanco al inicio del partido en Pontevedra. En la primera media hora de partido, los de Paco Herrera pudieron ponerse con clara ventaja en el marcador de haber tenido Borja Viguera una tarde más inspirada. El delantero riojano, bien en la asociación con Scepovic y Moi Gómez, estuvo muy espeso en el remate. En el minuto 18 estrelló en el cuerpo del portero Edu un disparo potente cuando tenía tiempo para madurar la jugada. Poco después, el meta del Pontevedra volvió a ganarle la partida en un mano a mano aún más claro. Precisamente del saque de esquina posterior nació el primer gol del Sporting, obra de Juan Rodríguez. El gallego, en segunda jugada, cabeceó a la red una buena asistencia de Lora con la pierna izquierda.

Más noticias

Eran buenos minutos con el balón del Sporting, que acumulaba llegadas gracias en parte, a la pausa de Moi Gómez. Sin embargo, el golpe posterior lo dio el Pontevedra con un gran disparo desde el borde del área de Jorge que se coló junto al poste izquierdo de la portería de Mariño. Con 1-1 se llegó al descanso.

La segunda parte, que comenzó con carrusel de cambios por parte de los dos equipos, tuvo claro color rojiblanco. La gran novedad del Sporting fue la entrada de Rubén García, que disputó sus primeros minutos con sus nuevos compañeros. El valenciano se mostró muy activo y evidenció cierta facilidad para el desborde, una virtud que venía reclamando Paco Herrera desde su llegada al cargo.

Dani Martín fue casi un espectador en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego, más allá de alguna acción puntal. Los rojiblancos tuvieron el control absoluto del balón y del juego posicional hasta el final del choque. Una pillería del Rubén García permitió al Sporting ponerse por delante en el marcador en el minuto 60. El extremo zurdo sacó rápidamente una falta cometida sobre él mismo y habilitó a Pablo Pérez, que no falló en el mano a mano ante Edu. En el 73, Rubén pudo anotar el gol de la pretemporada con un libre directo que salió rozando la escuadra. No falló en el minuto 82, al cazar en el área pequeña un balón tras un disparo escorado de Carlos Castro, tras una gran jugada suya, que el guardameta no pudo atrapar.

En su debut, Rubén García dejó muy buenas sensaciones. Fue una de las noticias más positivas de un Sporting que continúa evolucionando. Aún falta, sin embargo, lo más importante: encontrar el camino del gol.

Fotos

Vídeos