SPORTING

Meré se despide del Sporting entre lágrimas y su destino apunta a Málaga

Jorge Meré no pudo contener las lágrimas durante su despedida del Sporting.
Jorge Meré no pudo contener las lágrimas durante su despedida del Sporting. / JORGE PETEIRO

El entorno del jugador apura las opciones de un traspaso al Colonia, que plantea una oferta económica alejada de las exigencias rojiblancas

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

A los dos minutos exactos de comenzar su discurso, que pronunció con la mirada clavada en el suelo, Jorge Meré rompió a llorar en la sala de prensa de Mareo. El futbolista ovetense citó ayer a mediodía a los medios de comunicación para anunciar su salida del Sporting y trató de mantener durante su intervención una línea clara, pero los nervios y la emoción le jugaron una mala pasada. «Soy un chico muy joven que debo mucho al Sporting, lo sé. Siempre lo tendré en mi recuerdo. Estoy aquí gracias a ellos, a mi trabajo y a los que confiaron en mí. De aquí quiero quedarme solo con los buenos momentos que hemos vivido tanto mis compañeros como yo», acertó a explicar con la voz quebrada justo después. En varios momento reconoció haberse «quedado en blanco» pese a tener preparado lo que quería decir.

MÁS NOTICIAS

Antes, Meré ya había adelantado de forma somera los motivos que le han llevado a tomar la decisión de salir del Sporting. Una cláusula en su contrato le permitía abandonar el club en calidad de cedido en caso de un hipotético descenso a Segunda, pero sus palabras tuvieron desde el primer momento el tono de un adiós definitivo más de que un hasta pronto. «Por desgracia me tengo ir como no quería, que es dejando al Sporting en Segunda. Espero que la gente pueda entenderlo. Estos siete años se me han hecho muy cortos. Siempre he estado feliz y contento», explicó el ovetense.

Meré repitió en varias fases de su discurso que su decisión es «meramente deportiva», ya que le permite «seguir jugando en la máxima categoría», y que «lo fácil habría sido seguir en mi casa». También explicó que buscó lo mejor «no solo para mí, también para el club», y recordó los términos en que renovó su contrato el pasado verano: «Yo me habría quedado libre esta temporada. En ningún momento quise quedarme libre porque dije que si algún día tenía que dejar el club me marcharía dejando el mayor dinero posible».

El joven futbolista reconoció haber hablado recientemente con Javier Fernández y con Miguel Torrecilla para anunciarles su decisión, y les agradeció «que lo hayan hecho todo mucho más fácil». Con Paco Herrera no llegó a hacerlo, aunque sabe que contaba con él. «Querían que me quedase, pero entendieron mi decisión. Para ellos llegar y encontrarse esta situación no es fácil», admitió Meré.

El futbolista y su familia, que estuvieron acompañándolo en su despedida, iniciaron ayer mismo viaje por carretera a Málaga, aunque el jugador aseguró durante su rueda de prensa que no había elegido aún su destino. En ese sentido, Meré explicó que algunos equipos extranjeros «presentaron ofertas y el club no las estimó oportunas. Está en su derecho y me parece correcto».

Dos equipos a la espera

El Colonia y la Sampdoria han mostrado interés por su situación en las últimas semanas. El conjunto alemán, según fuentes cercanas al futbolista, planteó en las últimas horas una oferta por Meré cercana a los ocho millones de euros. El Sporting, por su parte, dice no haber recibido ninguna propuesta concreta e insiste en remitirse a la cláusula de 15 millones de euros. La negociación, en todo caso, está abierta hasta que el jugador rubrique hoy el contrato de cesión, una vez que está cerrado el acuerdo entre el club rojiblanco con el Málaga. Precisamente, el interés mostrado por Míchel, que le telefoneó para transmitirle su confianza con él, es una de las claves para que Meré acabe por aceptar la oferta andaluza. El deseo del club de Martinicos era incluir una opción de compra pero el Sporting renunció a fijar un precio más bajo de lo que contempla su cláusula de rescisión.

En caso de salir cedido, como todo hace indicar, Meré destacó que «estaré feliz porque en el futuro podría volver». El jugador, no obstante, no mostró ninguna preferencia en cuanto a la posibilidad de salir a préstamo o traspasado: «Las dos cosas serían correctas. Vaya donde vaya mi forma de pensar hacia el fútbol será la misma».

Durante su intervención, Jorge Meré afirmó que decidió salir a explicar su situación «porque la afición merecía que diese la cara». «Siempre me han tratado como un más para ellos. Mi corazón siempre va a estar aquí. Esta es mi casa y los sentimientos los llevo yo dentro», abundó el futbolista, que recordó «momentos buenísimos». Apenas dos temporadas después de debutar con el primer equipo, Meré inicia una nueva etapa en su carrera con sabor a despedida del Sporting.

Fotos

Vídeos