«La de Meré es una operación buenísima para todas las partes»

Paco Herrera da instrucciones a Isma López y Cristian Salvador durante el entrenamiento de ayer en Mareo. / DAMIÁN ARIENZA

El técnico no oculta el interés en Enzo Roco y Mikel González, aunque ambas opciones se antojan complicadas por el interés de equipos de Primera DivisiónPaco Herrera espera que parte de la venta del central se invierta en fichajes

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

La segunda semana de trabajo en lo que va de pretemporada deja un buen regusto a Paco Herrera, que considera que su equipo «puede jugar muy bien a fútbol» a tenor de lo que ha visto estos días en Mareo. El técnico catalán, no obstante, reconoce que queda mucha labor por delante para alcanzar el nivel que exige al grupo antes de iniciar la competición, sobre todo en lo que se refiere a la efectividad en las dos áreas. «Tengo mis dudas de nuestro trabajo defensivo y nuestra capacidad ofensiva cuando tengamos rivales importantes delante», afirmó Herrera.

Buena parte de la intervención semanal del técnico catalán estuvo centrada precisamente en uno de los pilares defensivos del equipo la pasada temporada y que ha atraído los focos en los últimos días: Jorge Meré. Herrera saca una lectura positiva del traspaso del ovetense al Colonia. «Era una operación inevitable y buenísima para todas las partes», indicó. El entrenador rojiblanco afirmó además que a lo largo de su carrera deportiva «siempre he sido partidario de que cuando hay una buena opción para el club, se cierre». El técnico espera que una parte del dinero ingresado por la venta del jugador, «aunque sea mínima», se pueda destinar a reforzar la plantilla en los próximos días.

Una de las posiciones en las que más urge la llegada de efectivos es precisamente la de central. Con las salidas de Amorebieta y Meré, Babin queda como el único futbolista específico en esa posición, a la espera de la decisión que tome Herrera sobre los canteranos Juan Rodríguez, Pelayo y Julio. El técnico no ocultó que «hay un par de cosas que se pueden retrasar unos días», en relación a las negociaciones que mantiene Miguel Torrecilla para cerrar las próximas incorporaciones, aunque afirmó que la situación esconde su lado positivo: «Es bueno para los jóvenes, que tienen más tiempo para mejorar y adaptarse a la categoría. Lo que es malo para ciertas cosas es buena para otras».

Herrera puso como ejemplo la situación del joven Pelayo, reclutado para la pretemporada en el segundo día de entrenamientos. El nuevo entrenador rojiblanco quería contar con los jugadores suficientes para poder formar dos líneas defensivas completas. «Cuando solicité un central era Pelayo, que aparecía en las listas de todo el mundo. Yo solo lo pude ver un ratito en Beasain. Tiene condiciones y posibilidades, y algo que es muy importante y que no se ve en todos los jóvenes: intensidad, ilusión y muchísimas ganas», explicó el preparador, al que se ha visto muy pendiente de las evoluciones del canterano desde las primeras sesiones. «Eso, a la vez, es un problema, porque hace que se equivoque de más. Eso es lo que hay que corregir, porque no es malo», valoró el técnico.

Atento al mercado

Dos de los nombres que se han vinculado a la entidad rojiblanca en los últimos días para reforzar la zaga, el vasco Mikel González y el internacional chileno Enzo Roco, no escaparon del análisis del preparador rojiblanco. «Las dos son buenas alternativas. Supongo que las dificultades estarán relacionadas con el interés que tendrán estos jugadores en encontrar un equipo en Primera División», admitió Paco Herrera. El técnico, sin embargo, no ocultó que «se están viendo a otros jugadores que todavía no han salido», con dos perfiles muy distintos: «En algún caso son jugadores con experiencia y que pueden ser el líder que yo decía. En otros son jóvenes, pero que me parecen bien porque tienen mucho nivel».

El gran temor para Herrera a la hora de cerrar las incorporaciones es que «hay dos o tres equipos que están muy por encima no solo del Sporting, también de los demás, como el Granada u Osasuna». Por eso, espera que el ingreso por el traspaso de Jorge Meré permita al club rojiblanco «tener capacidad para llegar a situaciones en las que eras el primero y no pudiste cerrar por cuestiones económicas».

Más

Fotos

Vídeos