Santos sigue vestido de duda

Santos sigue vestido de duda
Michael Santos durante uno de sus últimos entrenamientos en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

El delantero, que se ha perdido los dos últimos partidos del Sporting, quiere regresar ya en el Ramón de Carranza

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

Hoy, a primera hora, tocará revisión en las entrañas de Mareo. Dependiendo de las sensaciones que manifieste Michael Santos, el uruguayo regresará al grupo, aunque en las últimas horas había una medida prudencia sobre su recuperación. No llegaba al punto de preocupación. Pero el proceso para superar la micro-rotura fibrilar en los isquiotibiales derechos, sufrida en una arrancada frente al Almería y que ha requerido de un trabajo intenso de tratamiento y fisioterapia, iba un poco más retrasado de lo esperado.

Aunque su regreso se vislumbraba en el Ramón de Carranza, lo cierto es que todavía no hay una certeza de que vaya a estar a disposición de Rubén Baraja. Hay un factor, no obstante, muy favorable para ello, con el fuerte deseo del uruguayo por llegar. Santos, que ya convivió con una pubalgia durante varios encuentros, tiene entre ceja y ceja este partido después de dos jornadas en el dique seco, viendo el partido frente al Reus en la grada de El Molinón y el del pasado sábado, ante el Valladolid, por televisión.

En cualquier caso, la premisa de los servicios médicos del club es no forzar, al considerar que la lesión del uruguayo puede agravarse si no está plenamente restablecido. En el peor de los casos, si el músculo no estuviera bien cicatrizado, podría producirse una rotura que le tendría más de un mes fuera en un tramo muy decisivo de la temporada. Por eso prevalecerá, una vez más, el criterio médico, en coordinación con el cuerpo técnico y el propio futbolista.

El uruguayo, que se lesionó ante el Almería, suma 16 goles esta temporada

Baraja confía, en todo caso, en tener de nuevo a disposición a Santos, que suma 16 goles esta temporada, además de 2 asistencias, convirtiéndose en uno de los futbolistas referencia de este proyecto. Su infatigable trabajo de presión, así como sus continuos desmarques, sumado a su capacidad goleadora, decoloraron el retorno de Stefan Scepovic, que se marchó en el mercado de invierno hacia Hungría, relegado en las alineaciones de Paco Herrera, primero, y de Rubén Baraja, después.

Los dos buscaban un delantero más generoso en el trabajo del colectivo, algo que no apreciaban en el delantero serbio. Aunque, sin ninguna duda, la verdadera explosión de Santos le llegó de la mano del técnico vallisoletano, quien, salvo un partido, siempre le ha ubicado de '9'. El uruguayo ha respondido con diez goles en ese tramo que ha dirigido Baraja, decisivo en el subidón que ha experimentado el Sporting en esta fase crítica de la temporada.

El empuje de Nano Mesa

En ausencia de Santos, el canario Nano Mesa se ha hecho un nombre en el Sporting. Aunque comenzó algo rígido, el futbolista tinerfeño comienza a tener una notable influencia en los partidos. En los dos últimos encuentros, de hecho, hizo el gol que abría el partido frente al Reus y, ya en Valladolid, Mesa ingenió una bonita acción, con un cambio de ritmo ante Calero, que terminó con un centro al área que embocó Rubén García.

Su futuro está muy ligado a lo que suceda en este desenlace de la temporada. En el contrato de cesión firmado con el Eibar, Miguel Torrecilla negoció con Fran Garagarza, director deportivo armero, una opción de compra obligatoria de unos 2 millones de euros en el caso de un hipotético ascenso a Primera División y de que se cumplieran una serie de variables, dependientes del rendimiento personal del tinerfeño, quien está ofreciendo un buen comportamiento en los escasos 447 minutos que ha disputado en la competición desde su llegada al Sporting.

En la vuelta al trabajo del Sporting, que regresará esta mañana al trabajo en las instalaciones de Mareo, también serán examinados Hernán Santana y Guitián, que comenzó la semana realizando trabajo de descarga muscular. El que sí está descartado para el importantísimo choque del domingo en el Ramón de Carranza es el defensa colombiano Juan Quintero, quien se somete a tratamiento y fisioterapia en los últimos días.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos