Santos estará alejado de los terrenos de juego entre quince y veinte días

Michael Santos entra en el edificio de vestuarios de Mareo. / A. G.
Michael Santos entra en el edificio de vestuarios de Mareo. / A. G.

Las pruebas médicas confirmaron que el delantero uruguayo sufre una microrrotura de fibras en sus isquiotibiales derechos

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Al término del entrenamiento de ayer, Michael Santos se dejó ver con buena cara en las oficinas de Mareo. El delantero uruguayo, que trabajó durante toda la mañana en el gimnasio junto al readaptador César Castaño, había recibido horas antes una noticia que le cambió el semblante serio con el que regresó de Almería: las pruebas médicas confirmaron que sufre una microrrotura fibrilar en sus isquitibiales derecho, pero el periodo de recuperación oscilará entre los quince y los veinte días.

Las primeras exploraciones, unidas a la explosividad de la acción en la que se lesionó, hacían presagiar que Santos estaría lejos de los terrenos de juego un periodo superior. El propio jugador compartió en las redes sociales una imagen junto a César Castaño en la que dejó abierta la posibilidad de adelantar los plazos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos