«No sé cómo se mide el corazón, pero sí cómo se miden la historia y la afición»

Ramón de Santiago. /  ARIENZA
Ramón de Santiago. / ARIENZA

Ramón de Santiago replica a Arturo Elías sobre el derbi y confirma que el tope salarial del Sporting para esta temporada estará en torno a los once millones

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Las palabras de Arturo Elías en las que aseguraba que el Oviedo tiene «el doble de corazón» que el Sporting encontraron ayer su réplica en la figura de Ramón de Santiago. El secretario del consejo de administración rojiblanco no esquivó el tema en una entrevista concedida a Deportes Cope Asturias. «¿Cómo medir un corazón? No sé cómo se mide eso. Yo sé cómo se mide un presupuesto, cómo se miden los años de historia de un estadio, cómo se mide la historia deportiva y cómo se miden el número de abonados y aficionados que vienen cada domingo a El Molinón. Eso sí lo sé medir y lo podría comparar, pero no creo que sea el momento para hacer eso», afirmó al término de su intervención.

De Santiago, no obstante, aseguró que el Sporting y el Oviedo mantienen «una relación muy cordial», y confirmó que las dos directivas realizarán la tradicional comida institucional en El Molinón antes del partido.

Al margen del derbi, De Santiago analiza en clave positiva las sensaciones que le transmite el nuevo proyecto del Sporting. El secretario del consejo de administración calificó como «inmejorable» la situación en que se encuentra el club, dejando al margen los aspectos deportivos, y aseguró además que el Sporting «es cien por cien viable» en cualquier escenario, tanto en Primera como en Segunda División.

De Santiago confirmó que el Sporting contará de cara al nuevo curso con uno de los tres mayores topes salariales en la categoría, «en torno a los once millones de euros», pendiente aún de concretar. También adelantó que el club ha recurrido las sentencias por los despidos de Isidro Fernández, Iñaki Tejada y Gerardo Ruiz. «Pensamos que tenemos mucho margen para que prosperen los recursos», explicó el secretario del consejo.

La venta del club no es un escenario que maneje en las oficinas de Mareo, según explicó Ramón de Santiago. En ese sentido, el letrado aseguró que Javier Fernández está centrado en mantener su hoja de ruta y no escuchará ofertas hasta el verano de 2018. «El Sporting hoy en día no está en venta. No se mantienen reuniones ni se da ninguna esperanza a nadie», afirmó.

También adelantó De Santiago que el Sporting, a través de su Fundación, trabaja para recuperar la residencia de jugadores de Mareo: «Es una opción real para un plazo de aquí a un año, pero aún está verde».

Respecto a algunos de los movimientos recientes en la plantilla rojiblanca, De Santiago explicó que el Sporting no tiene una opción de compra por Michael Santos, pese a que durante la negociación se intentó incluir en la operación. «Verbalmente se acordó que a final de temporada se retomarían las conversaciones para ello», reconoció. Sobre Babin, De Santiago explicó que el Maccabi abona de forma íntegra la ficha del jugador y se hará cargo de unos variables en función de varios objetivos.

Fotos

Vídeos