Miguel Torrecilla se concentra en la llegada de un extremo

El director deportivo salmantino avanza en las negociaciones, con Jony y Rubén Peña en el abanico de opciones

J. BARRIO GIJÓN.

Abierta la veda, Miguel Torrecilla avanza de forma sigilosa en las negociaciones para la llegada de un extremo en estas semanas de enero. La búsqueda de un futbolista de banda prioriza cualquier movimiento en este mercado invernal por encima de otras demarcaciones, cuyo estudio quedará aparcado hasta cerrar esta incorporación. A partir de ahí sí se podrían analizar otros escenarios, incluso otra potencial llegada, dependiendo de las posibilidades económicas con las que cuente el club tras este desembolso y, sobre todo, de si se produce alguna salida de los futbolistas que actualmente integran la plantilla y de quién es ese jugador.

La baraja de cartas de Miguel Torrecilla es reducida y muy seleccionada, con varios futbolistas de Primera División, además de las posibilidades que puedan surgir de su conocimiento del mercado extranjero. La sensación, en ese sentido, es que habrá que esperar por el momento. El movimiento de los primeros lo marcan sus propios clubes.

El director deportivo salmantino ha preguntado por Rubén Peña, propiedad del Eibar, pero el club armero no parece ahora en disposición de facilitarle una salida, pese a que hay varios clubes interesados en su incorporación en calidad de cedido. También ha tomado ya el pulso a Jony para ver qué posibilidades hay de que salga cedido. Hace unas semanas se veía con dificultad esta opción. No llegaba a descartarse su retorno, pero casi.

En los últimos días ha habido algún movimiento más claro, que confirma un interés verdadero en el cangués, aunque sigue siendo una empresa difícil, sobre todo por las pretensiones económicas del Málaga y de que su primer impulso es buscarle encaje en alguna competición extranjera, toda vez que se presenta harto complicado que siga en la élite del fútbol español reforzando a un rival directo de los andaluces. La suya no parece, en todo caso, una situación que vaya a resolverse pronto.

Bongonda y Nahuel

Otra alternativa que manejó el director deportivo salmantino fue la del céltico Theo Bongonda, que ha jugado esta primera parte de la temporada cedido en el Trabzonspor turco, con muy pocos minutos, pero en este momento parece inviable por cuestiones económicas. Una cuarta posibilidad que también se había estudiado en las oficinas de Mareo era la del bético Nahuel, por el que también hubo algún contacto al inicio del verano.

Al igual que la de Bongonda, no obstante, está alternativa está ahora mismo casi descartada porque el futbolista de origen argentino se incorporará muy posiblemente al Barcelona B en los próximos días, si no se tuercen las negociaciones que el club azulgrana mantiene con el Betis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos