Una categoría que se lo piensa

Torrecilla, en El Molinón./JOAQUIN PAÑEDA
Torrecilla, en El Molinón. / JOAQUIN PAÑEDA

Trece equipos, entre ellos el Sporting, aún no han fichado jugadores en el mercado

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

No es nada nuevo. Año de Mundial, parálisis en el mercado, colapsado por operaciones que dependen de otras y estas de otras más soterradas. El efecto dominó que necesita el impulso de la caída de la primera pieza. Con este panorama, la Segunda se mantiene adormilada, sin que la parálisis de estas semanas sea exclusiva del Sporting, obligado a dar un vuelco importante a su proyecto con la incorporación de nuevos futbolistas. Faltan once días para el inicio de la pretemporada en la categoría -algún caso aislado como el Extremadura se tomará una semana más de margen- y trece equipos se mantienen en compás de espera, sin adquisiciones. Con gestiones avanzadas, pero sin poder confirmar fichajes de futbolistas. De ellos, cinco solo han podido subir el volumen con la presentación de entrenadores, pero sin más chicha para sus vestuarios.

De todos, el más impetuoso ha sido de largo Las Palmas, que ha anunciado cuatro futbolistas y un nuevo entrenador, Manolo Jiménez. En las islas, además, intuyen que Maikel Mesa y Rubén Castro pueden estar al caer, pero de momento no hay fumata blanca. Numancia (Jordi Sánchez, Atienza y Alberto Noguera), Mallorca (Buenacasa, Dani Rodríguez y Sergio Moyita) y Zaragoza (Jeison Medina, Diego Aguirre y James Igbekeme) también han madrugado para acudir al mercado, pero son casos exclusivos, no la tónica general en una Segunda que se lo piensa, que mide bien sus movimientos hasta ver qué puede quedar libre en Primera.

Más información

En esa moderación anda el Sporting y los equipos con más posibles de la categoría, entre los que se encontraba hasta ayer el Granada, que se estrenó con el fichaje de Vadillo. Otros, como el Málaga, por ejemplo, tienen serios problemas para retocar su proyecto. Necesita oxigenar aún más su masa salarial tras las partidas de Jony, Cecchini y Chory Castro para comenzar a renovar el vestuario. Tiene mucho tajo todavía José Luis Pérez Caminero. Entre los nuevos, el Rayo Majadahonda está completamente paralizado, igual que el Extremadura y el Elche. Con más brío se observa al Mallorca, que ha cerrado a Buenacasa, Dani Rodríguez y Sergio Moyita.

Donde empieza a incubarse cierto nerviosismo con el paso de los días es en Córdoba. Casi un mes después de que el equipo lograra la permanencia en Segunda de la mano de Sandoval, que no fue renovado, el club andaluz todavía no se ha decidido. Ni para el banquillo, ni para la plantilla. Esta semana, Jesús León y Luis Oliver confían en tener cerrado el acuerdo con un nuevo entrenador, despojándose del estigma que le señala como el único equipo de Primera y Segunda que no tiene técnico. El Rayo Majadahonda tampoco ha confirmado la continuidad de Antonio Iriondo, pero parece un trámite.

Consulta por Íñigo Pérez

En Mareo, con Baraja a los mandos del banquillo, se traslada un mensaje de calma. El club tiene plena confianza en Torrecilla, con las prioridades bien definidas y una selección de jugadores contactados para ocupar las posiciones a cubrir. La búsqueda, en principio, se orienta hacia dos laterales derechos, un central, un lateral izquierdo, un mediocentro creativo, un extremo zurdo y, como mínimo, dos delanteros, además del intento de repetir la cesión de Rubén García. Algún objetivo requiere una mayor complejidad, como la búsqueda de un futbolista para reforzar el centro del campo que aúne la buena gestión del balón con el físico. Uno de los jugadores por los que ha preguntado el salmantino ha sido Íñigo Pérez, mediocentro del Numancia, pero sin que sobrepase la consulta. Tiempo de esperar.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos