El Molinón, con categoría 'Champions'

Finaliza la jornada como el tercer estadio con más asistencia de Primera y Segunda

JAVIER BARRIO GIJÓN.

«Merece un punto y aparte. Yo no veía esto desde hacía mucho tiempo. Me he emocionado de verdad». Cuando Paco Herrera pronunciaba estas palabras, noventa minutos después de que pisara el césped con un nudo en la garganta en su bautismo como entrenador local, todavía no se conocía la magnitud real del espectáculo en El Molinón, cuya asistencia se disparó hasta las 23.905 espectadores en el estreno ante el Lugo.

La clausura de la segunda jornada en Primera y Segunda confirmó que El Molinón es grande entre los grandes y que solo el Santiago Bernabéu (65.107) y el Benito Villamarín de Sevilla (45.761), instalados en la élite del fútbol, registraron una afluencia de público superior a la que se contabilizó en Gijón. Los 23.905 espectadores de El Molinón hacen palidecer los números de algunos campos de Primera, como el Estadio de Gran Canaria (20.384), Anoeta (19.931), Mendizorroza (19.356), el RCDE Stadium (18.383) y Balaidos (16.207), entre otros. La diferencia todavía es más acusada con el Girona (10.654), Getafe (10.039), Leganés (9.231) y Eibar (5.932).

En la clasificación de las dos primeras jornadas, el estadio gijonés lidera con holgura la Segunda con la asistencia del domingo, muy por encima del Ramón de Carranza de Cádiz (14.700) y de La Romareda de Zaragoza (13.761). El Oviedo, el otro representante asturiano, se sitúa quinto en esta relación (12.330), con 11.575 espectadores menos que los que presenciaron el estreno de Paco Herrera en Gijón. «Cuando vienes de visitante, y yo he tenido varias oportunidades, casi siempre entro un poco tarde y no estoy tan pendiente de esto. Hoy -por el domingo- era mi estadio, mi gente; el equipo viene de un descenso y ha estado todo el mundo apoyándole. Esto no existe en ningún sitio», concluyó el técnico.

Fotos

Vídeos