A El Molinón desde El Retiro

Álex Pérez, durante el entrenamiento de ayer. / ARNALDO GARCÍA
Álex Pérez, durante el entrenamiento de ayer. / ARNALDO GARCÍA

Álex Pérez se reencontrará el domingo con Arroyo, del Albacete, con el que jugaba hace tres años una 'pachanga' en Madrid cuando ambos estaban sin equipo

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

José Manuel Pérez, madrileño y osteópata de profesión, está enganchado a una popular 'pachanga' que se disputa todos los jueves en el parque de El Retiro. En el campo de La Chopera para más señas. Allí sudan, bajo la organización del radiofónico Carles Francino, peloteros de todo tipo y condición. De tiempo libre, como los actores Eduardo Noriega, Daniel Guzmán, Ricardo Gómez ('Carlitos', en Cuéntame) o Álvaro Monje, entre otros. Y los periodistas Nacho Carretero, Álex Grijelmo, el llanisco Edu Pidal o Paco Grande. O exfutbolistas como 'Lobo' Carrasco, compinchados con personalidades del balón como 'Petón'. Allí plantó hace tres años José Manuel a su hijo, Álex, cuando el Getafe le dio a este un feo portazo.

«Mi padre sigue jugando. No falla», confirma a EL COMERCIO el central del Sporting. Aquel joven enrolado por su progenitor al fútbol de La Chopera y que, a su vez, convenció a su amigo Álvaro Arroyo, ahora futbolista del Albacete, también olvidado por el Getafe antes del inicio de aquella pretemporada. «Con Arroyo tengo muy buena relación, incluso antes de eso porque vivimos mucho en el Getafe. Nos quedamos un tiempo sin equipo y aquellas 'pachangas' nos servían para matar el gusanillo, A un futbolista siempre le gusta jugar», explica el defensa, que se reencontrará pasado mañana con su amigo, habitual en el esquema de Enrique Martín.

«Va a ser un partido muy complicado porque el Albacete es un equipo muy competitivo», anticipa Álex Pérez. «Y tendremos que tener mucha paciencia porque recibe muy pocos goles y debemos estar atentos a cualquier detalle», sostiene el central, que ha levantado un muro de contención con Barba y Mariño, exigidos por 126 centros al área y 35 saques de esquina en las cuatro últimas citas. En relación a la defensa de los primeros, reconoce que «la tenemos muy entrenada». Siempre conviene estar alerta. Se lo dice su instinto y perseverancia. La que le llevó a recorrer un camino tan complejo como el que va desde El Retiro a El Molinón. Por un sueño. «Un ascenso sería lo mejor que me ha pasado».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos