El Molinón rinde honores a Quini

Vista panorámica del estadio donde se puede ver el mosaico que se organizó al comienzo del partido para rendir homenaje a Quini. / ARNALDO GARCÍA

El Molinón estrenó su nueva denominación con un mosaico dedicado a 'El Brujo'

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

A las 20.30 horas, a través de la megafonía de El Molinón comenzó a sonar una canción dedicada a Quini: 'Hay un brujo'. El club había previsto que Gustavo Rodríguez, su autor, interpretara la pieza sobre el césped acompañado de un piano, pero las inclemencias meteorológicas obligaron a suspender la actuación y cambiarla por una grabación. Minutos después, al salir los jugadores, el campo se tiñó de rojo y blanco cuando quedó desplegado el enorme mosaico organizado por el club, con el nombre de Quini luciendo en letras negras en la zona central de la Grada Este y los lemas 'Siempre Quini, eterno Brujo' y '272 razones para no olvidarte' en los dos fondos. Fue la imagen de una noche que, pese a quedar deslucida por el temporal, forma ya parte de la historia del Sporting.

La mañana arrancó de forma agitada en el templo rojiblanco a causa del mosaico. Unos treinta voluntarios acudieron al estadio para recolocar las cartulinas que volaron la noche del viernes por el temporal. Precisamente el frío y el viento apagaron la estampa habitual de El Molinón en días de partido, con muy poca gente en los aledaños del estadio hasta una hora antes del partido.

Los jugadores asomaron por el túnel de vestuario en el momento álgido del mosaico. Los rojiblancos lucieron el emblema 'Siempre Quini' en la espalda de sus sudaderas. En la Tribuna Este se desplegó una lona con la histórica volea de Quini inmortalizada por la cámara del fotógrafo Ubaldo Puche en un Sporting-Rayo disputado en octubre de 1976. El destino quiso que el mismo partido, cuarenta y dos años después, haya servido como homenaje al mayor ídolo de la historia del sportinguismo.

La jornada de ayer sirvió también como puesta de largo de la nueva visera del estadio, que luce que ya denominación Estadio El Molinón - Enrique Castro 'Quini'. La imagen acaparó en los prolegómenos del partido la atención de muchos aficionados y fue muy compartida y comentada a través de las redes sociales.

En el minuto 9, el templo rojiblanco coreó de nuevo el '¡Ahora, Quini, ahora!', convertido ya en una seña de identidad de los partidos disputados por el Sporting como local. Los propios aficionados del Rayo desplazados a Gijón aplaudieron el gesto.

Al margen de los actos en homenaje a Quini, El Molinón presentó un gran aspecto, con la afición volcada con el equipo como hacía mucho tiempo no se producía. La grada dio le aliento en los momentos difíciles y se desató con el gol en propia meta de Elustondo. Los jugadores lo agradecieron desde el centro del campo al término de una jornada que tuvo momentos de magia.

Más Sporting

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos