«Montoro es una roca»

Montoro realiza un movimiento durante el entrenamiento. / A. GARCÍA
Montoro realiza un movimiento durante el entrenamiento. / A. GARCÍA

El lateral derecho catalán, que aterrizó este verano en el filial, se prepara para afrontar su gran oportunidad en el Mini Estadi | «Es un competidor nato; su obsesión es ser profesional. Solo le preocupa el fútbol», dice uno de sus técnicos

J. BARRIO GIJÓN.

Dicen que no lo tenía muy claro este verano Adri Montoro (Tarrasa, 1995) cuando recibió la llamada del Sporting para enrolarse en su filial. Le seducía la propuesta, pero también sopesaba que con 22 años había riesgo de encalle. Pero, sugerido su fichaje por Manolo Sánchez, desde Mareo ampliaron su visión. «Le hicieron ver que en el primer equipo había un lateral que terminaba contrato, Lora, y otro que llegaba cedido, Calavera», explican en el club.

Montoro, que cerró este verano el mercado de fichajes para el filial, ha avanzado hasta la primera línea de fuego. Desde la tercera jornada no se ha perdido partido con el Sporting B, formando parte del paisaje de los entrenamientos del primer equipo en las últimas semanas, al aviso de la posible sanción de Calavera, finalmente lesionado, y de la baja de larga duración de Lora. Ayer le reclamó Paco Herrera y pasado mañana debutará muy posiblemente en Segunda frente al Barcelona B en un partido clave.

«Su condición más destacada es el carácter competitivo que tiene. Es un competidor nato, una roca. Tiene un ansia por prosperar muy grande. Su obsesión es ser profesional», le describe Antonio López Martínez, 'Stili', quien le dirigió hace un par de temporadas en el Somozas gallego, a donde llegó a través de una prueba. «Debutó con nosotros en un amistoso con el Lugo y ya lo firmamos. Nos dijo que quería ser profesional y que para ello iría donde hiciera falta», sentencia el técnico. «Está muy apartado de lo que hay alrededor de los futbolistas. Solo le preocupa el fútbol y el entrenamiento invisible: la alimentación y el trabajo llevado al extremo», dice.

Vivir por y para el balón

En Mareo confirman las apreciaciones de 'Stili' y el carácter espartano de Montoro. Vivir por y para el fútbol. «Se cuida muchísimo. Le gusta entrenar y tiene claro que viene a jugársela», enfatizan en el Sporting. «No es muy hablador, pero sí muy trabajador y constante en el trabajo diario y en todo lo relacionado con el fútbol. Es un lateral con un buen físico, muy atlético, que tiene ida y vuelta, y difícil de sobrepasar», concreta José Alberto López, su entrenador en el filial. La misma impresión vierte 'Stili', que concede que «en ataque no tiene un brillo espectacular, pero conoce sus límites y pierde muy pocos balones, y le gusta incorporarse porque tiene un gran físico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos