«El Sporting debe ganar en el Tartiere»

Nano Mesa, ayer, dialogando con Rubén Baraja.
Nano Mesa, ayer, dialogando con Rubén Baraja. / ARNALDO GARCÍA

«Tengo buena definición», dice Nano Mesa tras su primer entrenamiento

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Pasadas las once y cuarto de la mañana, alguno ya tenía contabilizados cuatro goles del canario Nano Mesa. Prometedor, rápido, agitador en ataque, el delantero se activaba ante cualquier perspectiva de pase a su espalda. Y embolsaba otro lanzándose al suelo. «Es un delantero de verticalidad, de velocidad y de búsqueda de espacios que no rehuye el contacto; es un jugador letal para la portería contraria», le describía Miguel Torrecilla un par de horas después en su presentación. Lo ratificaba el delantero: «Soy rápido, a los espacios voy bien, me gusta mucho el contacto y dentro del área tengo muy buena definición. Espero demostrarla aquí».

Más Sporting

Con esa seguridad se expresó en su primer entrenamiento con el Sporting, otra vez sin Michael Santos por el verde. Mesa, que ha heredado el '19' de Scepovic, explicaba más tarde sobre su decisión de salir cedido hacia Gijón, en una negociación tensa hasta sus últimos momentos por la intromisión del Tenerife, que «venir al Sporting era la prioridad y estoy muy feliz porque el club me ha dado todo lo que necesitaba». Pronto se puso el 'chip' del derbi, aunque dejó en manos de Rubén Baraja su disponibilidad para el mismo: «Cuando el míster crea conveniente que voy a estar, estaré. Si estoy este fin de semana, es un derbi. El Sporting tiene que ganar y vamos a ir a por los tres puntos a ese campo». Precisamente, el entrenador vallisoletano mantuvo un encuentro con el delantero canario a la finalización de la sesión, en el que ambos dialogaron durante varios minutos. «Voy a dar todo por esta camiseta y espero que consigamos los objetivos que quiere el club», prolongó el jugador, de 22 años.

Opción de compra

A ese camino está estrechamente ligado su futuro profesional. El club logró incluir en la negociación con el Eibar, que facilitó su cesión hasta el final de la temporada, una opción de compra obligatoria, establecida en unos dos millones de euros, en el caso de un hipotético ascenso a Primera y de que se cumplan una serie de variables dependientes del rendimiento personal del tinerfeño. «Pertenezco al Eibar, pero estoy aquí y espero quedarme mucho tiempo», anticipó Nano Mesa. «Tengo estos cinco meses para demostrar que puedo ser jugador de este equipo y espero poder seguir aquí mucho tiempo. Me gusta el club, la afición es espectacular y el entrenador confía en mí», remató.

«Es un jugador letal para la portería contraria», avanza Miguel Torrecilla

Desveló que no había pedido asesoramiento al gijonés Juan Ramón López Muñiz, su entrenador en el Levante en la primera parte de la Liga. «No hablé con él sobre este tema, pero sí con compañeros como Calavera, con el que coincidí en el Eibar, y me ha hablado muy bien de aquí», prolongó. También reconoció una consulta al exrojiblanco Ricardo León. «Quiero ser feliz aquí», resumió, antes de coronar su puesta de largo con un alegato de intenciones: «El equipo quiere subir y vamos a lograrlo, y todavía queda temporada para hacerlo».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos