Sporting

Este Sporting va en serio

Rubén García golpea el balón para anotar el tercer tanto del Sporting tras un error del central.
Rubén García golpea el balón para anotar el tercer tanto del Sporting tras un error del central. / OLIVIA MOLET

El equipo de Paco Herrera suma su primer triunfo a domicilio en el Nou Estadi y acumula ya 270 minutos de competición sin conceder un gol | Stefan y Rubén García se estrenaron como goleadores frente al Nástic, que se marcó en propia, y Santos engordó el resultado final

JAVIER BARRIOTARRAGONA.

A la orilla del Mediterráneo, donde Serrat presume de rojizos atardeceres, el Sporting volvió a acostarse líder. Manifestó que en su retorno a Segunda va en serio, dando ya las luces a sus rivales directos. Tiránico y con una pegada despiadada, el equipo de Paco Herrera firmó su primera victoria como forastero en Tarragona, desconchando a un tierno Nástic -mermado, también es cierto, por las bajas- con un marcador apabullante y una contienda sin discusión posible. 270 minutos de reloj lleva el Sporting con la persiana de su portería echada y 180 de puro músculo ofensivo, con una colección de seis goles. El proyecto que han alumbrado Herrera y Torrecilla, dos técnicos de probada valía, avanza con zancada larga. Su generoso paso le llevará el miércoles a Reus, tratando de refrescar el gaznate con la Copa, y el sábado a El Molinón. Ardiente. El Oviedo aguarda.

La batalla por el control del balón que prometía el coqueto Nou Estadi resultó insustancial. Confirmó que cualquier moda es pasajera en el fútbol, incluso la más poética, influyente y replicada en el tiempo, sobre todo en esta tierra abonada de historia. Y que, con un buen mapa, todos los caminos conducen a Roma. El contador de la posesión del Sporting andaba por el 39% cuando concluyó el primer acto, pero con eso le había llegado al equipo para disparar cinco veces a puerta y sonrojar a Lluís Carreras. La defensa, hipnótica para el rival, merece todo un capítulo aparte.

0 Nàstic

Perales; Jiménez, Perone, Molina, Suzuki; Gaztañaga (Emaná. M, 48), Maikel Mesa, Eddy (Juan Muñiz. M, 67), Delgado (Bustos. M, 57), Omar y Uche.

4 Sporting

Mariño; Lora, Barba, Álex Pérez, Canella; Carmona, Sergio, Moi Gómez (Álex López. M, 73); Rubén García, Scepovic (Carlos Castro. M, 78) y Santos (Viguera. M, 82).

Goles.
0-1: M, 7. Xavi Molina (p.p). 0-2: M, 15. Stefan. 0-3: M, 47. Rubén García. 0-4: M, 62. Santos.
Árbitro.
Cordero Vega. Amonestó a Lora, Mariño y Carmona. Por parte del Nástic vio amarilla Uche, Perales.
Incidencias.
partido disputado en el Nou Estadi.

El Nástic salió mandón, pero su ofensiva fue gaseosa e infantil. Cuando se esfumaron las burbujas y se apagó su sabor, el Sporting contestó con una salvaje estampida, al toque de corneta en la mano, sin protocolos de bienvenida. En un cuarto de hora liquidó al manso equipo de Carreras. Y antes del descanso, con el tercero, le enterró en vida ante su catatónica hinchada, petrificada ante la terrible pegada de este Sporting, que necesitó muy poco para embocar y que compareció en el Nou Estadi con el mismo once que dejó seco al Lugo hace una semana, pero con Álex Pérez de novedad por Quintero.

Más Sporting

Avisó Carmona con un balonazo al poste y, a partir de ahí, tiraron los de Paco Herrera con munición real, sin capacidad para el anestesiado remonte rival. El corcho de la botella saltó por los aires en un saque de esquina que cabeceó Rubén García en el primer poste. Molina no supo maniobrar ante el testarazo y terminó marcando en su portería en un intento de sofocar el incendio. Calavera, Pablo Pérez y Xandao, en la grada, ni pestañeaban. Ahí encadenaron los rojiblancos sus mejores minutos en ataque. Sin ser exquisitos con el balón, sus aguijonazos fueron terribles y noquearon a los locales, que limitaron su ofensiva a disparos lejanos que únicamente sirvieron para engordar la estadística y sacar del paro a Mariño.

Aullaba el sistema defensivo del Nástic, al que le saltaban los remaches con cada pérdida en campo contrario y en el suyo propio. El contragolpe del Sporting se armaba de forma instintiva, a lomos de la verticalidad. En un parpadeo, Stefan hacía el segundo en una definición excelsa y después de una asistencia de Carmona a la altura de la ejecución final del serbio.

Con el viento a favor, el Sporting bajó un par de marchas y pisó el freno. Cedió el balón a los locales, que tuvieron una engañosa sensación de gobierno y se hartaron de dar palique a la pelota, pero sin encontrar respuesta. Ni a Mariño. El equipo de Herrera esperó agazapado la oportunidad de pegar la dentellada definitiva. Santos, que voló primero por la izquierda, luego por la derecha y, más tarde, de nuevo por la zurda, encarnaba mejor que nadie ese depredador. El uruguayo es un futbolista de primer nivel.

Mordisco de Rubén García

El mordisco a la yugular, sin embargo, lo dio el otro bólido del Sporting. Perone, legañoso en una salida de balón, perdió la cartera y el reloj ante Rubén García, que completó la faena venciendo, una vez más, a Perales, desesperado relevo del internacional Dimitrievski. Faltaban en ese momento un par de segundos para el final de la primera mitad, tremendamente desagradable para los locales.

El segundo acto sirvió para ver a Álvaro Bustos y Juan Muñiz, que se habían comido las uñas más allá del intermedio, en una extraña situación al otro lado del campo del Sporting. Los dos intentaron excitar sin éxito al Nástic, que manifestó malas pulgas en una durísima entrada de Uche sobre Lora. El equipo de Paco Herrera no se prestó a romanticismos, ni a homenajes. Con otro mandoble, en un contragolpe liderado por Moi Gómez, muy entonado ayer, al igual que Carmona, agigantó el marcador desde el punto de penalti Michael Santos. El uruguayo tenía sed de sangre y se impuso en la charleta con Stefan desde el punto fatídico.

Con el magullado Nástic ondeando la bandera blanca, Herrera estrenó a Álex López y aumentó el balance de minutos de Viguera y Castro, sin perder de vista la Copa, ni el derbi, ni la naturaleza de su propuesta. Este Sporting golpea como un equipo de Primera, pero suda y faena como uno de Segunda.

Fotos

Vídeos