Sporting

Sporting | Baraja vigila a través de GPS

Manuel Poblaciones, preparador físico, en la última sesión./A. GARCÍA
Manuel Poblaciones, preparador físico, en la última sesión. / A. GARCÍA

El nuevo cuerpo técnico no permite a los futbolistas que ganen ni un solo gramo de peso en las vacaciones. El viernes pasarán por la báscula Baraja vigila el trabajo de sus jugadores con un GPS

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

Para estar en la mejor disposición para afrontar cada jornada de Liga, los futbolistas del Sporting cargan sobre sus espaldas durante la temporada una ración de privaciones y esfuerzos. También en Navidad, cuando quien más o quien menos disfruta de vacaciones. El fútbol se detiene dos semanas y los jugadores desconectan, recargan las pilas.

Pero, incluso en estos días de descanso, toca trabajo porque el cuerpo técnico que encabeza Rubén Baraja quiere que, pese al parón de las navidades, la plantilla se mantenga a tono. Nada de kilos extras en la vuelta al trabajo. Ni un solo gramo. El apartado médico es importante para este nuevo Sporting. Y cada metro recorrido por los jugadores rojiblancos, cada latido, está minuciosamente controlado. Desde esta temporada, se entrenan con GPS, una especie de chivato electrónico.

Más noticias

Los jugadores disfrutarán de siete días de descanso. Son los que les ha concedido Rubén Baraja antes de centrar las miradas en el primer encuentro de 2018. La plantilla rojiblanca goza de una semana de 'teórico' descanso que concluye el viernes con el regreso del grupo al trabajo en Mareo. Mientras tanto, estos aprovechan el tiempo para disfrutar de sus familias, viajar y también para realizar los 'deberes 'marcados por Manuel Poblaciones, el nuevo preparador físico rojiblanco.

Los jugadores se llevaron en sus maletas un plan personalizado de trabajo, según el estado de cada uno, para realizar durante el periodo vacacional. Cada jugador ha tenido que completar un entrenamiento personal. Pero todos tienen algo en común. No pueden ganar ni un solo gramo de peso.

Lo habitual en el mundo del fútbol es que en Navidad los encargados de la parcela física se muestren más permisivos de lo habitual con la báscula. Un ejemplo es el PSG de Neymar. La plantilla del cuadro francés podrá superar en un kilo su peso habitual de competición. Pero, en este caso, los jugadores del Sporting se han encontrado con un hombre que no permite los excesos. El mensaje de Poblaciones al vestuario antes de que se fuera de vacaciones fue claro. La plantilla tiene que cuidar la alimentación por la cercanía de la competición doméstica, que regresará el próximo seis de enero, a las cuatro de la tarde, con la visita del Córdoba a El Molinón.

Rubén Baraja y sus ayudantes no tienen tiempo que perder en el Sporting y por ello exigen el máximo a sus hombres. El primer examen para los rojiblancos será el viernes antes de que comience el primer entrenamiento. Los jugadores realizarán diferentes pruebas, entre las que se encontrará el paso por la báscula, que determinará hasta qué punto han cuidado la alimentación.

Al margen de los kilos con los que regresen, la gran novedad esta Navidad en el Sporting son los GPS que acompañan las hojas de ruta marcadas por Poblaciones. El preparador quiere tener toda la actividad física de los rojiblancos bajo vigilancia. Por ello, cada jugador tiene que trabajar con un GPS para que los datos de sus entrenamientos estén en todo momento bajo la supervisión del cuerpo técnico. Poblaciones tiene acceso, por ejemplo, a las distancias recorridas y el ritmo cardiaco de cada jugador durante el desarrollo de las actividades físicas. Cifras que ayudan al técnico a saber con qué exigencia han trabajado.

Manuel Poblaciones recibirá datos de todas las partes del mundo. Juan Quintero, por ejemplo, se ejercita en Colombia. El central se desplazó a su país para disfrutar de las fiestas con su familia. Lo mismo hizo Xandao. El zaguero viajó hasta Brasil para pasar la Nochebuena rodeado de sus familiares. El otro jugador sudamericano del Sporting, Michael Santos, prefirió que fuera su familia la que se acercase a Gijón.

Otros jugadores del primer equipo que se encuentran lejos de España son Lora, Viguera, Carlos Castro e Isma López. Todos ellos han enviado sus datos de entrenamiento desde el centro de Europa. El lateral de Móstoles encontró en Praga, en la República Checa, una 'matrioska' con la camiseta del Sporting, su nombre y su número. Desde Viena, Carlos Castro felicitó las navidades a sus seguidores de Instagram. También Viguera hizo público su viaje durante las vacaciones. El lugar elegido por el delantero ha sido Bruselas. Por último, Isma López pasa unos días en París antes de regresar a Mareo para volver al trabajo bajo el mando de Rubén Baraja.

Por su parte, Bergantiños y Rubén García han preferido pasar los días en casa. Desde Játiva realiza el entrenamiento el futbolista del Levante cedido en el Sporting. Por su parte, al centrocampista gallego se le vio por las calles de La Coruña realizando carrera continua. Después de haber jugado los dos últimos partidos del año con molestias, el rojiblanco será sometido a un examen médico para conocer la evolución de la lesión que le impidió terminar el encuentro ante Zaragoza y disputar el choque ante el Barcelona B.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos