El Comercio
Sporting

Sporting

El Sporting intensifica su ofensiva por Halilovic

Abelardo conversa con el director deportivo, Nico Rodríguez, y el entrenador del filial, Tomás Hervás, al término del entrenamiento de ayer.

Abelardo conversa con el director deportivo, Nico Rodríguez, y el entrenador del filial, Tomás Hervás, al término del entrenamiento de ayer. / Aurelio Flórez

  • Los rojiblancos reactivan su interés por el croata tras su frustada cesión al Hamburgo. «He hablado con él y tengo muy buenas referencias, pero hay que esperar», reconoce Abelardo

Con paso lento, pero firme, el Sporting avanza en la carrera del mercado de traspasos. La llegada de Mascarell desentumeció los motores en materia de refuerzos y el aterrizaje de Sanabria en Mareo apretó un poco más el acelerador en la confección de la plantilla. Y la dirección deportiva sigue a la espera de esa sexta marcha que permita cruzar la meta del 31 de agosto -el día en el que se cierra el mercado de fichajes- sin piezas que remodelar.

Ya lanzados, tras incorporar a las dos primeras piezas al engranaje del primer equipo, en el seno de la entidad rojiblanca el pedal del acelerador viene ligado a un nombre propio: Alen Halilovic. «He tenido hablado personalmente con el jugador y es un futbolista que si viene nos puede aportar, pero hay que esperar», reconocía Abelardo en la sala de prensa de Mareo tras el entrenamiento de ayer. «La decisión es casi más de él que nuestra», puntualizaba.

El mediapunta croata del Barcelona está en la órbita rojiblanca desde el ascenso a Primera, pero el anhelo de conseguir sus servicios a préstamo parecía difuminarse con la entrada en la puja por parte del Hamburgo, que había movido ficha con celeridad para alcanzar un principio de acuerdo con el Barcelona para que el jugador se incorporase a préstamo al club alemán. La exigencia del club azulgrana de que su jugador disputase el 60 % de los encuentros con el club alemán fue la excusa del Hamburgo para romper las negociaciones. En este nuevo escenario el Sporting intensifica su ofensiva por la perla balcánica y retoma una carrera en la que los gijoneses estuvieron a punto de cruzar la meta. Como avanzó EL COMERCIO hace una semana, Halilovic, convencido por Luis Enrique, que quiere al croata a las órdenes de Abelardo, había dado el visto bueno a su cesión al Sporting. Sin embargo, la irrupción del Hamburgo frenó la operación.

«Por mi parte y la del club tenemos claro que sería un futbolista que nos puede ayudar», afirmaba ayer el técnico gijonés, que apuntaba que el joven croata es un futbolista «de lo que no tenemos». «Creo que es una decisión del propio jugador. El Barça puede ayudar, pero no puede obligar a un jugador a venir a un sitio», añadía Abelardo, quien recalcó que la pelota se encuentra ahora en el tejado del bisoño mediapunta.

«Buen chaval»

Abelardo dibujó ayer el perfil que busca el club en el mercado y que, por el momento, se está cumpliendo con las caras nuevas que han aterrizado en Mareo para alegría del entrenador. Son futbolistas «jóvenes, con hambre y que vengan a coste cero». El croata cumple las tres pautas y su juego colma las expectativas del cuerpo técnico gijonés, a cuyo líder también convence su carácter: «Él ya sabe mi opinión. El futbolista es un buen chico por lo que he hablado con él. Tengo muy buenas referencias y para mí es importante que sea buen chaval».

Esas pinceladas de la personalidad del joven croata las pudo conocer el técnico asturiano en una conversación en la que le trasladó su interés en contar con sus servicios esta campaña, además de explicarle qué esperaba de él si finalmente se incorporaba a la disciplina del club rojiblanco. «Es una decisión que tiene que tomar él, nos ha pedido un tiempo, unos días y vamos a respetarlo», reconocía el 'Pitu', sin ocultar la dificultad de acometer con éxito la operación. Desde Barcelona se apunta a que es el padre del futbolista quien frena la operación, intentado quemar todas las naves para que su hijo encuentre un equipo que dispute competición europea.

Halilovic, mediapunta capaz de adaptarse al costado diestro del ataque gracias a su punzante diagonal, supondría la guinda a la vanguardia gijonesa. A la espera de que el croata mueva ficha, Abelardo ya ha dado el primer paso para su llegada.