El Comercio
Sporting

Polémica

El tenso momento protagonizado por 'Pichu' Cuéllar en Mareo

  • El portero del Sporting protagonizó ayer una dura secuencia con un periodista asturiano en la sala de prensa de Mareo, al que llegó a llamar «idiota» e «hijo de puta»

Iván Cuéllar, portero del Sporting, protagonizó ayer una dura secuencia con un periodista asturiano en la sala de prensa de Mareo. Aunque la comparecencia que estaba prevista en el Sporting era la de Víctor Rodríguez, que finalmente también salió después de lo sucedido -pero en su caso para hablar del partido-, el guardameta extremeño manifestó a los responsables de prensa del club su intención de salir ante los medios. Lo que inicialmente se suponía que era una rueda de prensa para hablar del choque de Riazor se convirtió, no obstante, en una brutal ofensiva verbal del portero, que recriminó con dureza a este periodista que su medio publicase un polémico vídeo el sábado.

La secuencia a la que hacía referencia Cuéllar fue grabada por ese mismo periodista a la llegada del Sporting al campo del Deportivo, cuando el portero descendió del autocar y se quedó fijamente mirando hacia una zona donde se encontraban varios aficionados. Ese momento coincidía con algunos gritos y abucheos aislados de los seguidores más radicales del Deportivo, pero al mismo tiempo, hacia donde miraba Cuéllar, un aficionado sufría un ataque epiléptico y era atendido por Juan Cachero, médico del Sporting, y Maribona, ATS del club. "Pichu Cuéllar reta a la afición a su llegada a Riazor", tituló la edición digital de este medio para acompañar las imágenes. El titular fue corregido minutos después. El periodista afectado trató de explicar que hubo un error cuando este envió el vídeo, dentro de una secuencia de varios vídeos, y los receptores en la edición digital lo titularon con una interpretación que no se ajustaba a los hechos.

El enojo de Cuéllar, que llegó a un punto de enorme tensión y una situación muy desagradable, fue patente desde el momento que se sentó en la sala de prensa y pidió al periodista que se identificara. A continuación inició lo que consideró su defensa ante los hechos descritos previamente: «¿Tú crees que la información que tú das es correcta, sí o no? Mandar un vídeo y que cada uno ponga lo que le dé la gana. Ese es el periodismo en el que vivimos hoy en día, para que te hagas una idea. Lo que tú haces. Dar una información y que cada uno ponga lo que le salga de los cojones. Jugar con la salud de una persona. Más allá de que sea un seguidor del Deportivo o del Sporting, ¿tú sabes lo que está pasando ahí? Tu eres periodista, estás grabando un vídeo y no te das cuenta de que a una persona le está dando un ataque epiléptico? Permíteme el lujo de decirte que eres un idiota. Y te voy a decir una cosa, no es ningún insulto, es un adjetivo calificativo. Es lo que tú haces, dar una información idiota. Decir idioteces, eso es lo que haces tú. Al menos en lo que me atañe a mí. Estoy para defenderme de una acusación que no es verdad. Antes de un partido que es muy importante para mi equipo yo me preocupo por una persona a la que le está dando un ataque epiléptico. ¿Y me estás diciendo que yo me enfrento? Tú trabajas para tu periódico, tú lo defiendes. Defiéndelo ahora si puedes. Defiéndelo porque te paga a tí. Ni una más. Ni una más porque yo no juego con vosotros, yo digo las cosas a la cara. No voy a permitir esto. Yo no leo periódicos y luego me informan. Pero poniendo eso... Es de ser un hijo de puta. No me toquéis los cojones».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate