El Comercio
Sporting
Jorge Meré, en la sesión de ayer en Mareo.
Jorge Meré, en la sesión de ayer en Mareo. / DAMIÁN ARIENZA

«No debe importarnos quién juegue enfrente»

  • Meré está ilusionado ante la opción de regresar al once después de tres partidos fuera del equipo por lesión

Una de las pocas notas positivas del Sporting en la primera vuelta fue el rendimiento de Jorge Meré. El canterano sigue creciendo cada semana y nadie cuestiona sus galones dentro del equipo. Rubí lo ha tenido entre algodones desde su llegada a Gijón para recuperarlo de la dolencia en el pubis que ha arrastrado. Sabe el técnico de la importancia de contar con su concurso en la cita de esta tarde.

«Tengo muy buenas sensaciones», admitió el jugador al término del último entrenamiento antes del partido ante el Alavés. Han sido dos semanas trabajando de forma intensa, muchas horas al margen del grupo, para recuperarse con las máximas garantías. «Las piernas me han respondido», confirma el canterano, satisfecho de haber superado entrenos de alta exigencia.

La baja de Babin, lesionado en el duelo de San Mamés con una rotura fibrilar, ha acelerado el retorno del internacional sub 21 a las convocatorias. Asume el riesgo de una recaída, pero insiste a la hora de transmitir optimismo sobre su estado físico. En todo caso, apostilla, admite que tendrá que multiplicar la concentración para paliar las deficiencias físicas que puede acarrear la inactividad de las últimas jornadas.

Rubi, ante el temor de que pueda resentirse a lo largo del partido, ha incluido en la lista a Juan Rodríguez y contar así con un central específico en el banquillo para evitar situaciones como la vivida hace una semana en Bilbao, cuando tuvo que colocar a Xavi Torres como central.

Orilla el ovetense las cuestiones individuales para centrarse en el colectivo y su ilusión en que el equipo y la afición estén unidos para sacar adelante un partido difícil ante un rival «muy complicado».

«Son muy aguerridos», señala el central rojiblanco, que no se fía de la alineación que pueda poner en liza Pellegrino en el duelo de esta tarde. El Sporting, profundiza Meré, «debe afrontar el partido igual que si jugaran los titulares, no debe importarnos quién esté».

Después de dos meses sin ganar y tras un cambio de entrenador, queda la duda de saber si afectará al equipo la ansiedad. El defensa ovetense quiere creer que el equipo tiene capacidad para aislarse y jugar «lo más tranquilo posible».

La clave, pronostica, será «salir lo más fuerte posible» para ganar en calma y poder desarrollar el fútbol que se intuye tiene el conjunto rojiblanco.

Aseguró Rubi en su última comparecencia que el partido es importante, pero que, en el caso de no conseguir la victoria, «no será el fin del mundo» para el Sporting. Una reflexión que suscribe Jorge Meré. «Hay muchos partidos por delante», advierte el central, que no quiere ponerse metas más allá del duelo de esta tarde. «Cualquier partido tenemos que salir a ganarlo», asegura Meré.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate