Sporting

Pellegrino: «El fútbol va por rachas y aún queda margen»

Rubi saluda a Pellegrino al comienzo del partido.
Rubi saluda a Pellegrino al comienzo del partido. / PAÑEDA

Da igual que apenas dispusiera de tiempo para preparar el partido. No importó que entre los titulares habituales solo hubiera dos jugadores (Pacheco y Feddal). El Alavés, ayer, desnudó a un Sporting vulgar. Mauricio Pellegrino, técnico blanquiazul, atribuía la victoria de su equipo a la solidez que había mostrado durante los noventa minutos. «Hemos sabido presionar muy bien desde el principio», afirmó el preparador argentino, que ponía el valor el dato de que el Sporting no había generado situaciones de peligro hasta el gol de Traoré.

El Alavés fue «mejor» en la primera parte en la que fue capaz de contrarrestar a un adversario «que sabíamos iba a salir a por todas». «Si teníamos paciencia sabí que podíamos tener oportunidades», destacó Pellegrino, muy orgulloso porque el equipo no haya notado los cambios en la alineación. «Hemos ofrecido una imagen muy seria, con algunos desajustes que son normales», abundó el preparador blanquiazul.

Considera que el triunfo es importante, más allá de los tres puntos, porque gratifican el trabajo de futbolistas que tienen menos minutos habitualmente. «Son los que soportan los momentos por los que pasa el equipo», esgrimió el preparador, que fue preguntado sobre las opciones que le otorga al Sporting para conseguir la permanencia al final de las 38 jornadas.

Pellegrino no quiso entrar en profundidad en la crisis de los rojiblancos y dejó un mensaje de esperanza para aquellos que opinen que sus palabras superan el mero formalismo protocolario: «Es un equipo que en los últimos años ha competido bien y está acostumbrado a sufrir. Todos los equipos pasan por rachas y aún queda margen para recuperar terreno».

Por último, el preparador argentino fue cuestionado por la solicitud hecha por el Alavés para aplazar el encuentro del miércoles, ante el Celta. «No quise que me dijeran nada porque todo lo que sea ajeno al fútbol no sirve de nada. Te resta energía», profundizó Pellegrino, ya centrado en la vuelta de la eliminatoria copera.