El Comercio
Sporting

Una costumbre histórica en el fútbol español que desaparece

La tradición de contar con un capellán dentro de un club de fútbol existe en España desde los años setenta, aunque ha ido perdiendo peso con el paso del tiempo.

Clubes como el Betis, el Valencia, el Deportivo, el Tenerife o el Zaragoza han contado históricamente con un párroco encargado de oficiar misas en concentraciones y prestar sevicios religiosos a todos los estamentos del club, desde los jugadores hasta los miembros de la junta directiva. Se trataba de una figura lo suficientemente carismática como para que no resultara extraña su estrecha relación con los componentes del vestuario en el día a día. Se da la circunstancia de que el pasado año fallecieron los capellanes del Valencia, del Deportivo y del Tenerife. Vacantes que, en algunos casos, no se han cubierto.

Algunos equipos, a pesar de no contar con la figura del capellán, sí rezan una oración antes del comienzo de los partidos. En ese caso es un jugador o un miembro del cuerpo técnico el encargado de conducir el rezo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate