El Comercio
Sporting

Sporting | La apuesta de Butarque sube de nivel

  • «Quizá de inicio sea una opción demasiado echada para adelante, pero la tengo en cuenta», admite el preparador

  • Rubi reconoce que no descarta utilizar a Cop, Traoré y Carlos Castro a la vez

Como en una partida de ajedrez, desnivelada por una pérdida de piezas importante por una caída sin final, Rubi menea los recursos humanos que tiene encima del tablero cuadrado en su búsqueda de una jugada maestra con la que equilibrar la situación. Butarque representa una ocasión única y, al mismo tiempo, con un indice de riesgo altísimo porque las consecuencias de una hipotética derrota serían catastróficas para la empresa que tiene entre manos. Y ante situaciones arriesgadas a veces hay que responder con medidas arriesgadas.

«Sí, me lo planteo. Duje (Cop) juega con su selección en la izquierda y Castro por la derecha, con libertad para meterse por dentro», respondió ayer sincero el técnico catalán cuando fue cuestionado por la posibilidad de reunir al croata, a Lacina Traoré y al delantero de Ujo dentro de un mismo equipo. Un poco más adelante, el entrenador del Sporting tensó las riendas de su reflexión. «Es una posibilidad, quizá de inicio sea una opción demasiado echada para adelante, pero la tengo en cuenta».

No quedo muy claro, en cualquier caso, hasta qué punto la considera para la jornada de mañana, en un partido que el equipo necesita ganar de forma imperiosa para tirar un zarpazo al Leganés y afrontar con un punto de euforia los tres próximos compromisos: Atlético, Celta y Barcelona. Lo que sí parece evidente, a tenor de sus declaraciones, es que Traoré va a ser titular en Butarque, que Cop le gusta mucho y Carlos Castro, siempre clarividente en el área, también.

Esta posibilidad pasaría por incrustar a Cop en la banda izquierda, con posibilidad de irse al centro y buscar el disparo con su pierna derecha y hacer lo propio con Carlos Castro, situado en la derecha. Lacina Traoré ocuparía la zona central y se manifestaría por su envergadura como la mayor preocupación de los centrales rivales.

En cualquier caso, un equipo así necesitaría de una brutal consistencia a sus espaldas, con un centro del campo en el que tiene su sitio Mikel Vesga, pero que tendría que estar respaldado por Sergio Álvarez o Xavi Torres, además de otro futbolista interior.

Pese a todo, Rubi insinuó que su filosofía es continuista y que muy posiblemente juegue con un dibujo, con sus ajustes, parecido al que se enfrentó al Alavés. «Soy de los que intentan dar continuidad con retoques y buscar si mejoramos», señaló, antes de añadir sobre la posibilidad de jugar con Traoré y Castro, otra opción, que «tenemos que tenerlo en cuenta».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate