El Comercio
Sporting

El Sporting no camina solo pese al frío y la lluvia de Madrid

La Mareona hizo acto de presencia en Butarque.
La Mareona hizo acto de presencia en Butarque. / IGNACIO IZQUIERDO
  • Más de un millar de sportinguistas se hicieron notar en la 'final' de Butarque

Hizo frío, mucho frío en Madrid. El invierno en la zona central de la península poco tiene que ver con el que se está viviendo en Gijón. Ayer la afición del Sporting sufrió para animar a su equipo, pero desde el primer minuto y hasta el último no cesó de empujar a los pupilos de Rubi hacia la victoria.

Más de mil aficionados acudieron al partido equipados con los colores rojiblancos. La colonia sportinguista de Madrid reforzó a los cientos de seguidores que pusieron rumbo a la capital de España a lo largo del fin de semana. El Leganés preparó un ambiente hostil para su rival, pero la Mareona no se dejó intimidar por los 9.000 espectadores locales que intentaron presionar, sobre todo a Cuéllar, a lo largo del encuentro.

Los goles de Canella y Burgui terminaron por silenciar Butarque. Este último celebró su tanto junto a la grada con un abrazo que tardará en olvidar. Los últimos minutos del partido se convirtieron en una fiesta sportinguista a más de quinientos kilómetros de El Molinón.

Cabe destacar que Miguel Ángel Guerrero fue ovacionado por la que fue su gente. El delantero fue despedido entre aplausos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate