El Comercio
Sporting

«Confío en la salvación del Sporting»

  • Alberto regresa a Asturias para enfrentarse este domingo al Oviedo como portero del Getafe

Alberto García (Barcelona, 1985) es la última barrera del aguerrido Getafe de Bordalás. A las puertas de visitar el Carlos Tartiere, instalado en la titularidad en el conjunto azulón, no olvida su paso por El Molinón, un escenario en el que confía que se pueda disfrutar de fútbol de Primera la temporada que viene.

Desde Oviedo señalan la importancia del triunfo para poder superarles en la tabla, ¿les ve como un rival directo por el ascenso?

Por la plantilla que tienen, su regularidad y el buen trabajo les ha llevado a estar en una posición de privilegio en zona de 'play off', al igual que nosotros. El Real Oviedo por potencial es un equipo a tener en cuenta y es un candidato para todo.

Ahora vive un momento dulce, pero muy cerca de Getafe afrontó uno de los más duros de su carrera.

Estaba en un momento crítico. No por el club en sí, sino porque al fin y al cabo era una persona lejos de su familia. El Rayo Majadahonda era prácticamente un club amateur cuando yo estuve y es cierto que adaptarse a una vida fuera de casa sin la atención necesaria para un chaval de esa edad me hizo replantearme el volver, pero nunca abandonar. Tuve una llamada a los cuatro meses del Sant Andreu, que es un equipo histórico en Cataluña y eso me abrió la puerta y me devolvió la ilusión para seguir vinculado al mundo del fútbol. La posibilidad de abandonar te puede pasar por la cabeza brevemente, pero dejarlo de forma definitivamente no me lo llegué a plantear. Al final te enriquece y te hace valorar las cosas. Un varapalo como el que tuve en Majadahonda, prácticamente sin casa para vivir, me hizo madurar a pasos agigantados y conocerme a nivel personal. Me dio un punto extra para seguir luchando por algo tan bonito como es el fútbol.

Mantiene amigos en el vestuario sportinguista, ¿qué sensaciones le transmiten?

Cuando no se está es difícil saber porque la realidad no la puedo palpar, pero soy de los que confía, porque creo que tienen jugadores muy comprometidos con el club que así lo han demostrado en años pasados. Si algo tiene ese equipo y su gente, el sportinguismo, es que se sabe reponerse ante reveses y cuando tienes una herencia de momentos difíciles la gente se hace fuerte. Ese es el primer punto ganado que tienen.

¿A nivel individual está satisfecho de su paso por El Molinón

En el año de Primera tuve la suerte de estar en el primer partido que el equipo gana. Es cierto que a nivel personal no tuve continuidad, pero creo que aprendí mucho en mi etapa allí, no solo a nivel profesional, también personal.

¿Le sorprende el rumbo sportinguista esta temporada?

Cuando me fui se hablaba de que no era una plantilla competitiva, pero el Sporting ha tenido grandes jugadores, porque sino no cumples objetivos. Muchos han dado saltos de calidad. Es una pena que no continuaran allí porque estaban muy comprometidos con el club.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate