Sporting

SPORTING

Sporting | El Molinón tiene la respuesta

El Molinón, con una entrada importante, durante el partido ante Osasuna.
El Molinón, con una entrada importante, durante el partido ante Osasuna. / DANIEL MORA
  • El equipo rojiblanco ya se ha enfrentado en casa a siete de los ocho primeros y a seis de los siete mejores visitantes

  • El Sporting se jugará 24 puntos como local, con Dépor, Granada, Málaga y Betis como platos fuertes

Resulta obvio, acariciando el ya de por sí manido tópico en el fútbol, pero El Molinón tiene más que nunca la respuesta al enigma de la permanencia. No es para menos. El 53,3% de los 45 puntos que quedan en disputa en este tramo final del campeonato se disputarán en la apasionada ribera de El Piles, febril después de la prometedora imagen que dejó el equipo de Rubi ante el Atlético, que se llevó una victoria incontestable en lo estadístico, exagerada desde un plano más analítico.

El paso del equipo de Simeone por Gijón concluye entre un nutrido pliego de reflexiones que, salvo el Real Madrid, que desembarcará en la ciudad con toda su fanfarria en la mitad del mes de abril, los ocho primeros clasificados ya se han enfrentado a un Sporting en clave de anfitrión. Con eso, los rojiblancos tendrán por delante un calendario local copado por rivales de la parte media-baja de la tabla: Celta, Deportivo, Granada, Málaga, Real Madrid, Espanyol, Las Palmas y Betis. 24 puntos en disputa se ponen en juego en ese paquete de partidos. La dosis justa para abrazar los 40 en los que Rubi calculó el pasado jueves que podría estar la permanencia. Cuatro de esos equipos se podrían incluso catalogar de rivales directos, lo que amplifica todavía más el efecto de la victoria, recogidos todos ellos en una distancia máxima de ocho puntos con respecto al equipo de Rubi.

Tampoco se puede pasar por alto que en el grupo de los clubes que ya han estacionado y pernoctado en Gijón se encuentran los equipos que mejor comportamiento ofrecen como visitantes. Los forasteros más peligrosos y certeros del campeonato integran ya el álbum de recuerdos de El Molinón en la presente temporada, de nuevo con la excepción del líder de la categoría: Barcelona (27), Madrid (20), Sevilla (21), Atlético (19), Real Sociedad (18), Alavés (18) y Villarreal (15). Ahora, el Sporting orienta su atención hacia rivales de un estatus diferente.

El sábado, Leganés-Deportivo

Los tres próximos encuentros en El Molinón están llamados a definir el grado de dramatismo con el que tendrán que convivir los futbolistas rojiblancos en este trayecto final de la temporada. Arrancará el equipo de Rubi con el Celta de Vigo, que el jueves tiene un partido decisivo de la Liga Europa en Donetsk (Ucrania), ante el que no racaneará ni en desgaste físico ni en recursos humanos, y completará esta ronda contra el Deportivo, previo paso por el Camp Nou, y el Granada, dos rivales directísimos para lograr la supervivencia en la categoría. En el primero de ellos, además, contará con el aliciente de saber el resultado del Leganés-Deportivo, previsto para el sábado, un choque con vientos dramáticos por las consecuencias que puede acarrear para su perdedor.

En cualquier caso, el Sporting se presenta como su mayor enemigo en esta coyuntura. Su puntuación en El Molinón resulta discreta y necesita un claro empujón en contraste con el incesante flujo de goles que recibe el equipo como local, que pide a gritos moderación y contención. Con los cuatro del Atlético, el equipo gijonés engordó su factura por encima de la del resto de los rivales, presentándose en este momento de la temporada como el grupo que más goles recibe de toda la categoría, con 28 tantos retirados de su portería, seguido muy de cerca por Osasuna, con 26.

La recurrente prosa sobre la necesidad de levantar una fortificación casera cobra más sentido que nunca en la situación actual del Sporting, que ha vuelto a acercarse a su afición desde el buen fútbol y que resolverá su papel en la temporada en ocho partidos de alto voltaje, más lo que pueda 'pescar' en sus visitas.