El Comercio
Sporting

sporting

Sporting | «Tenemos que intentar que el partido sea de mucha intensidad»

fotogalería

Varios futbolistas del Sporting durante el entrenamiento de ayer. / Paloma Ucha

  • «Me gusta salir siempre con la quinta marcha en los inicios de los encuentros», anuncia el técnico

Lo insinuó ayer con la boca pequeña Rubi, quien, aunque hace bastantes años que abandonó el lado supersticioso de la profesión por estéril, no quiso participar en el aumento del globo popular del 'partido trámite'. Pero en el intercambio pregunta-respuesta, el técnico catalán concedió que buena parte de su plan para mañana consiste en achicharrar los fusibles del plantel de Berizzo y fundir las piernas del Celta, exigido el jueves de lo lindo frente al Shakhtar por un interminable duelo de 120 minutos. «Hay que buscar que el partido sea de mucha intensidad y que pasen cosas», anunció Rubi, quien agregó que «nos interesa que el equipo llegue arriba, que genere ocasiones y que el público dé continuidad al estado de ánimo del otro día desde el minuto uno».

El favor de la grada, asumió el entrenador del Sporting, se lograría con una salida volcánica y ambiciosa. «Mi intención siempre es salir con la velocidad máxima, pero a veces se consigue y otras, no», asumió con filosofía el entrenador catalán. Pero, prometió, «me gusta salir siempre con la quinta marcha en los inicios de los partidos».

Como contrapunto a la alegría ofensiva, Rubi realizó una reflexión interna durante la semana para corregir los errores que convirtieron un partido notable ante el Atlético en una derrota grosera, apoyada en la velocidad de Gameiro a la espalda de los centrales. «Jugamos a veces demasiado adelantados y una de las correcciones que hemos hecho durante la semana ha sido esa. A ver si somos capaces de trasladarlo al partido».

Pese a que apreció un crecimiento en sus futbolistas desde su llegada al Sporting, el técnico de Vilasar lo situó todavía en un espacio de cuarentena, pendiente de calibrarlo con un trayecto regular de competición: «Si somos capaces de jugar más o menos como el otro día empezaré a creerme que ya hay bastantes jugadores que empiezan a acercarse a su nivel». Y recordó que «en el fútbol profesional hay tanta exigencia y presión que el estado de ánimo parece que cambia el estado de forma».

Pocos cambios

Recibió con una sonrisa la pregunta que buscaba un esbozo del once. Ultraproteccionista con su libreta, el entrenador del Sporting concluyó que «lo tengo todo decidido», aunque sembró el camino de intencionadas ambigüedades: «Tiene que haber pocos cambios si es que hay alguno». Más adelante concedió que «la actuación del otro día tengo ganas de ver si tiene continuidad». Y personalizó en Traoré -«pienso que se acerca a su plenitud física», dijo-, Douglas y Mikel Vesga. «Nos da salida de balón y, si el rival no le cierra, continuidad a nuestro juego», apreció sobre el vitoriano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate