Sporting

Amorebieta: «El Alavés hizo cambios y nos pasó por encima; no hay que relajarse»

  • «No podemos pensar que el Celta está cansado porque nos puede costar caro», avisa el defensa

El vestuario del Sporting se mantiene en estado de alerta ante el maratoniano periplo del Celta en los dos últimos días. La experiencia también es un grado en el fútbol y el exceso de confianza, que degenera en muchas ocasiones hacia un malsano relajo, un problema para los técnicos. De ahí que la plantilla combata con una vivencia incontestable la impresión popular de la jornada asequible. «El Alavés hizo muchos cambios y nos pasó por encima. No hay que relajarse ni pensar que ellos están cansados, ni que hacen rotaciones. Si vamos con esa mentalidad nos puede costar caro», avisó en la víspera Fernando Amorebieta.

La plantilla tiene las orejas tiesas ante la cita de esta tarde, preñada de comentarios externos que anticipan un desinfle del Celta por su exigente compromiso del jueves en la Liga Europa. «Tenemos un partido importante ante un rival bueno, pero está en nuestras manos», insistió el central hispanovenezolano, que no quiso entrar a valorar la influencia en el rendimiento colectivo que puedan tener las rotaciones de Berizzo: «Tenemos que salir al cien por cien salga quien salga a jugar, ya sea Guidetti o Aspas. Si no salimos con esa mentalidad cualquiera nos puede hacer daño».

Muy presente está la experiencia frente al Alavés y también esos fatídicos cinco minutos que engordaron la derrota ante el Atlético y afearon una imagen notable. Amorebieta reconoció que «se hicieron cosas bien, pero también al final cosas mal que hay que corregir». Y consideró sobre ese desequilibrio que se apreció en los goles atléticos, con la defensa peligrosamente adelantada, que «tenemos que tener esa tranquilidad de que el partido está vivo sea el resultado que sea». Más adelante apuntó que «hay que tener un poco más de control porque, incluso llegando con 1-2 al tramo final, seguíamos teniendo vida contra el Atlético, pero todo se complicó».

La lucha por la permanencia

Del Leganés-Deportivo, que se jugó ayer por la tarde, pasó de largo. «Tenemos que ganar nosotros y es lo único que importa. Si no lo hacemos qué más da lo que hagan los rivales», sostuvo, sin hacer distinciones en la lucha por la salvación: «Todo el que esté por ahí cerca está metido en esta pelea».