Sporting

SPORTING

El Sporting tropieza con su remate

Cop.
Cop.
  • Los rojiblancos, que han firmado 35 intentos en los dos últimos partidos, se estrellan en los metros finales

  • El equipo de Rubi disparó veinte veces ante el Celta, su registro más elevado de todo el curso

No se anduvo por las ramas Rubi, con cara de muy pocos amigos después de que la victoria se le escurriera de entre las manos con el Celta de oponente. «Este partido no se nos fue al traste en un minuto; se nos fue por no haber sido eficaces arriba», concluyó el entrenador de Vilasar contrariado. No era para menos. Se había esfumado el triunfo, y la posibilidad de hacer más insostenible la situación del Deportivo, en el partido en el que el Sporting había buscado con más insistencia el gol en las 24 jornadas que se han consumido de campeonato hasta el momento.

La estadística no engaña y jura que los rojiblancos firmaron el domingo un total de 20 disparos, con 6 de ellos entre los tres palos. El portero Rubén Blanco brilló con luz propia en el primera acto y en buena parte del segundo, sofocando la ofensiva rojiblanca, con remates claros de Burgui, Douglas, Moi Gómez, Traoré y Carmona. Pero la lucidez ofensiva fue poco certera y el Sporting solo pudo rendirle desde el punto de penalti.

No es ningún secreto que la media de intentos ofensivos es muy pobre en el Sporting, que ocupa el último puesto de la categoría en este apartado. Suma un total de 160 disparos, con una medida de 7 por partido y con una precisión del 47%. Este déficit se arrastra desde el inicio de la temporada, aunque parece que se ha empezado a corregir en los dos últimos partidos. Contra el Atlético la cifra de disparos ya se había elevado hasta los 15. Anteriormente, únicamente en Villarreal se habían alcanzado los 16 como dato más aceptable. Los registros en el resto de los partidos han sido bastante discretos hasta la visita del equipo de Simeone, que marcó un cambio de tendencia, aunque todavía no se ha complementado con goles. En esos últimos 180 minutos de fútbol, con 35 intentos, el Sporting tan solo celebró dos.

Inversión en delanteros

Resultan paradójicos estos datos si se tiene en cuenta que el Sporting va camino de realizar la mayor inversión de su historia esta temporada para fortalecer el ataque. Cop y Viguera, que ha encogido en la libreta de Rubi, quien no lo ve como un delantero centro específico, llegaron en el verano para competir con Castro, la apuesta de la casa y con una eficacia estimable. Traoré, a finales de enero. Por el croata -el jugador que más lo intenta, con una media de 1,6 disparos- y el delantero de Costa de Marfil se ha apostado muy fuerte. Viguera aterrizó con la carta de libertad.

Pendiente de confirmación oficial, la operación por Cop supone el desembolso de un millón de euros por su cesión del Cagliari, a lo que habría que añadir 3 millones de euros por la ejecución de la opción de compra si el Sporting logra la permanencia. En el sueldo de Traoré, durante sus meses de permanencia en Gijón, el Sporting se dejará una cantidad que rondará los 800.000 euros. Pero por el momento el equipo de Rubi festeja poco, aunque es innegable que hay un cambio de tendencia en las dos últimas jornadas. Tanto como que el Sporting se tropieza en el remate en un escenario de mayor abundancia.