Sporting

sporting

SPORTING | Rubi: «El partido ante el Deportivo creo que es una oportunidad para dar un puñetazo encima de la mesa»

  • El entrenador rojiblanco asegura que sus futbolistas han olvidado la goleada ante el Barcelona y ya piensan en el Deportivo

Los seis goles encajados el pasado miércoles en el Camp Nou son historia. Así es como lo ve el vestuario rojiblanco. "Los ánimos están bien, hemos pasado página. Como en todos los partidos, lo hemos analizado. Estamos animados, preparados para un partido que va a ser duro y con mucha transcendencia", explicó Rubi.

El preparador dirigió la penúltima sesión de la semana a puerta cerrada. Rubi no quiere dar pistas sobre la alineación que utilizará el domingo ante el Deportivo, pero todo hace indicar que será la misma que escogió para enfrentarse al Celta. "Es muy importante, es evidente", reconoció el catalán sobre el próximo choque liguero. "De perder el partido sería alejarnos de la salvación, creo que es una oportunidad para dar un puñetazo encima de la mesa", añadió.

El cuerpo técnico del Sporting tomó nota del choque que protagonizaron los deportivistas ante el Atlético de Madrid. Un partido que terminó en empate a uno: "El Deportivo ha hecho muy buenos partidos en los que le ha faltado fortuna de cara a gol. Ayer estuvieron muy concentrados". El cuadro coruñés estrenó entrenador en el banquillo, Pepe Mel logró sumar un punto ante uno de los grandes de la Liga, pero Rubi es consciente que el técnico madrileño necesita más tiempo para hacerse con el nuevo grupo. "La inercia puede ser buena por la llegada de Mel, pero los entrenadores solemos necesitar tiempo para poder trabajar", admitió.

El Molinón será clave para el devenir del Sporting este año. Por su césped pasan todas las opciones de continuar en Primera División y el vestuario lo sabe. Por ello, Rubi destacó el gran ambiente vivido ante el Atlético y el Celta y espera que "podamos mantener la ilusión con nuestro juego, de ser así todo será más fácil".

La mejoría del juego del Sporting es notables y al entrenador catalán le agrada que sus futbolistas puedan demostrar en los partidos lo aprendido en los entrenamientos, aunque Rubi tiene un pero: "Me preocupa que cuando pudimos matar los partidos no lo hicimos. Si somos capaces de cerrar los encuentros todo lo demás hubiese sido diferente.

Estamos cerca de poder marcar tres goles en un choque".