Sporting

SPORTING

Sporting | «El Molinón rugirá hasta el minuto 94»

Representantes de las peñas Los Escalones, Sidrería Sporting, Carbonera y Sentimiento Rojiblanco mandan su apoyo al Sporting, con El Molinón al fondo.
Representantes de las peñas Los Escalones, Sidrería Sporting, Carbonera y Sentimiento Rojiblanco mandan su apoyo al Sporting, con El Molinón al fondo. / DAMIÁN ARIENZA
  • La afición rojiblanca se moviliza para arropar a su equipo mañana contra el Deportivo

  • El club ha respaldado la iniciativa para que los aficionados canten a capela el himno durante la salida de los jugadores

Gijón amaneció ayer más teñida de sportinguismo que de costumbre. Algunos de los puntos emblemáticos de la ciudad, como el puente del Piles, las 'letronas' del Puerto Deportivo y la plaza de toros de El Bibio, lucieron mensajes de apoyo para el equipo rojiblanco durante unas pocas horas. Todo volvió a su aspecto habitual a media mañana, pero el gesto sirvió para demostrar que la afición ha olvidado el mal partido del miércoles contra el Barcelona y suma sus fuerzas de cara a la importantísima cita de mañana contra el Deportivo.

Si todo sigue el guión previsto, el estadio rojiblanco será una caldera para recibir al equipo gallego y a los mil deportivistas que se desplazarán desde La Coruña. El club ha respaldado en su página web la iniciativa de Unipes y Ultra Boys para que los aficionados del Sporting canten a capela el himno durante la salida de los jugadores, mientras un vídeo acompaña el momento a través de los vídeomarcadores. Víctor Sánchez, presidente de Unipes, espera que la medida «sirva para que la gente se involucre y anime todo el partido». También se está promoviendo un caluroso recibimiento al autobús del equipo, igual que en las citas más importantes de las últimas temporadas.

El papel de la afición se presenta fundamental para espolear al Sporting. «En un partido tan importante el futbolista necesita sentirse arropado desde el primer minuto», reconoce el exportero rojiblanco Claudio Silva, quien afirma que «ganar sería un golpe de moral». Su excompañero Joaquín Alonso, presidente de la Asociación de Veteranos, considera que el público «está concienciado de que apoyando es más fácil alcanzar los objetivos».

La importancia de la afición en un partido así va mucho más allá de dar colorido al estadio. «Los entrenadores rivales siempre destacan la presión que ejerce la grada de El Molinón. Es algo en lo que coinciden casi todos. Se quedan asustados. Si la afición actúa como siempre todo será más fácil para el Sporting», afirma sin dudar el piragüista Javi Hernanz.

La mejoría mostrada por el equipo de Rubi en las últimas jornadas da motivos para la esperanza a los sportinguistas. El exciclista Carlos Barredo considera que ha habido «un cambio radical», y está convencido de que, si los jugadores mantienen el nivel ofrecido en los partidos contra el Atlético de Madrid y contra el Celta, «se puede ganar al Deportivo». En una línea similar se expresa Alfredo González, presidente de la peña Langreo, quien ve motivos para la esperanza también en los resultados de los rivales: «Las circunstancias dicen que este año la salvación puede llegar con puntuación baja. Yo creo que el campo va a ser una caldera».

Una ciudad detrás

Gijón ha vuelto a latir con el fútbol. «Se nota el ánimo y el positivismo entre la afición por la mejoría del equipo», sostiene la regatista Ángela Pumariega. Aurelio Rodríguez, presidente de la peña Carbonera, admite que «toda la ciudad y toda Asturias están en tensión para volcarse con nuestro Sporting», y espera que ese influjo llegue a los jugadores mañana desde la grada: «La gente está ansiosa por que llegue el domingo».

«Es el día 'D' y la hora 'H'. Hay que ganar sí o sí y soy positivo al cien por cien», resume Avelino Buera, presidente de la peña Sidrería Sporting, convencido de que «El Molinón rugirá hasta el minuto 94».

Con el estadio rozando ya el lleno -ya se han agotado las entradas en varios sectores del estadio-, falta solo que los jugadores cumplan con su parte. «Tendrán nuestro apoyo y estoy seguro de que harán un partidazo», finaliza Xuacu Rodríguez, de la peña Sentimiento Rojibanco. Las gargantas empiezan a afinarse para la gran cita de mañana.