Sporting
Cuéllar aplaude a sus compañeros durante un partido.
Cuéllar aplaude a sus compañeros durante un partido. / E. C.

Sporting | La carrera sin límite de Cuéllar

  • El meta pasó a engrosar el domingo el selecto club de 'los 200', al que solo pertenecen 45 jugadores rojiblancos

No fue la mejor jornada, ni seguramente la que más recordará en su extensa trayectoria, pero Iván Cuéllar alcanzó el domingo la mágica cifra de los 200 partidos, mientras masticaba con rabia la derrota frente al Deportivo de La Coruña. La sensación que transmitió fue amarga. «Me preocupa mucho el equipo. Estoy muy satisfecho por los 200 partidos, pero me importaba más la victoria. Soy un jugador de equipo y necesito a mis compañeros», se limitó a comentar el guardameta extremeño tras el partido en El Molinón

En su novena temporada en el Sporting, en la jornada 26, su contador personal se disparó hasta los 14.659 minutos, condensados en ese mágico umbral de 200 partidos (incluida Liga y Copa) que le ha abierto las puertas de un selecto club que integraban hasta el domingo 44 jugadores, entre ellos Roberto Canella y Alberto Lora, los únicos componentes de la plantilla que portaban a sus espaldas una cifra de semejante envergadura. La estadística del emeritense se completa con 74 partidos ganados, 57 empatados y 66 perdidos, con 247 goles recibidos y un histórico ascenso festejado en la temporada 2014-2015.

En contraste con la situación del colectivo, Cuéllar atraviesa el mejor momento de su carrera por su rendimiento y aportación. Sus cuatro primeras temporadas en Gijón fueron discretas, marcadas por dos lesiones gravísimas: una fractura de tibia y peroné en San Mamés en 2008 y una rotura del ligamento cruzado al año siguiente. Cuéllar vivió entonces una etapa muy complicada, pero emergió con fuerza para situarse al frente de la portería del Sporting en las cinco últimas campañas.

Líder de la estadística

Todos los entrenadores que han pasado por el Sporting en esos últimos años han confiado en su regularidad e inspiración. Su participación, de hecho, no ha bajado de la treintena de partidos en cada una de estas tres últimas temporadas. Este año ya lidera con holgura la estadística de encuentros disputados, con 25 y 2.250 minutos. Y no parece tener límites.