El Comercio
Sporting
Sergio Álvarez clava un banderín en el campo 2 de Mareo.
Sergio Álvarez clava un banderín en el campo 2 de Mareo. / D. ARIENZA

«Estaría orgulloso de acabar mi carrera en el Sporting»

  • Sergio Álvarez, que renovó su contrato hasta 2021, afirma que «he demostrado mi confianza y mi apoyo al club»

Sergio Álvarez quiere ser rojiblanco de por vida. Y, si nadie se entromete en el camino del centrocampista, así será. El avilesino selló, el pasado lunes, su nuevo compromiso con el Sporting hasta 2021. Toda una declaración de intenciones tanto por parte del jugador como de la entidad gijonesa. «Con la firma he demostrado mi confianza y mi apoyo al Sporting», afirma el jugador.

El centrocampista asturiano no sabe lo que es vestir los colores de otro club y no parece que le importe seguir siendo rojiblanco hasta el día que cuelgue las botas. «Estaría orgulloso de acabar mi carrera en el Sporting. Es el equipo que quiero y estoy muy contento aquí», admite.

Pero el futuro de Sergio Álvarez llegó a estar más fuera que dentro de Mareo. Sandoval, por aquel entonces entrenador del Sporting, no contaba con sus servicios y el Córdoba estuvo a un paso de ficharlo. El futbolista recuerda aquel momento como un pequeño obstáculo en su camino que le ayudó a ser más fuerte: «Todos los contratiempos tienen su parte positiva. Aquello me ayudó a seguir creciendo como futbolista y persona».

Desde que debutó con el primer equipo de la mano de Manolo Preciado, el avilesino no ha dejado de crecer tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Al menos, así lo reconoce a EL COMERCIO días después de firmar su renovación con el Sporting. «He apostado por este club y la entidad también lo ha hecho por mí. Aquí soy muy feliz porque he crecido como personal y profesional», reconoce Sergio Álvarez que observa cómo el equipo no vive sus mejores momentos: es penúltimo con 17 puntos y la salvación se encuentra a siete puntos.

La posibilidad de descender a Segunda División es real, pero es un factor que a Sergio no le afectó a la hora de decidir su futuro. «Tengo contrato hasta el 2021. Creo que no hace falta decir mucho más», explica. Para el jugador, lo más importante es que «puedo trabajar y centrarme en el fútbol con la tranquilidad de saber que me quedan cuatro años más aquí».

Sergio es uno de los pocos hombres de la primera plantilla que saben, de primera mano, lo que es Mareo. Así pues, el centrocampista da su particular punto de vista de cómo se encuentra la cantera rojiblanca. «No creo que se esté viendo poco Mareo en el Sporting. Hay jugadores que están llegando al primer equipo desde el filial, aunque es cierto que lo más complicado es mantenerse entre los mejores», concluyó el asturiano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate