Sporting
Rubi da indicaciones a Cases durante la sesión.
Rubi da indicaciones a Cases durante la sesión. / AURELIO FLÓREZ

«Si no dejas de creer, pueden pasar muchas cosas»

  • Rubi pone como ejemplo al Barça y advierte que «el equipo no puede descartar partidos ante la necesidad que tenemos de sumar victorias»

«El equipo se tiene que olvidar de los últimos partidos». Las palabras del entrenador del Sporting, Rubi, señalan el camino hacia donde debe de dirigirse el vestuario para salir adelante. La situación no es sencilla. El Leganés, principal rival en la lucha por la permanencia, suma siete puntos más que los rojiblancos. La salvación se encuentra, pues, a más de dos partidos.

La parcela psicológica es clave en este momento de la temporada para el Sporting. El técnico rojiblanco, con experiencia en el cuerpo técnico del Barcelona, siguió muy de cerca la eliminatoria del equipo de Luis Enrique ante el PSG francés. La conclusión de Rubi fue clara. «Si no dejas de creer, pueden pasar muchas cosas», advirtió el preparador ante la histórica remontada del conjunto culé.

Y es que el cuerpo técnico puso como ejemplo a la plantilla el partido que se vivió en el Camp Nou el pasado miércoles: «Cuando uno no deja de creer que pueden suceder cosas, está comprando papeletas para que sucedan».

Por el momento, y según Rubi, los futbolistas continúan ejercitándose con la misma ilusión e intensidad que hace unas semanas, pero, reconoció, «necesitamos una victoria, por lo que el equipo no pues descartar partidos ante la necesidad que tenemos de sumar victorias». Es por ello que los planes del rojiblanco para asaltar Mestalla pasan por no variar en exceso la alineación que utilizó en las últimas semanas. La baja de Moi Gómez por lesión no significará un cambio de sistema. Y así lo explicó ayer: «No me quiero volver loco con la alineación. Entiendo que el equipo ha mejorado ciertos aspectos y que le ha faltado fortuna para poder ganar algún encuentro más».

Con la pequeña pista que ofreció Rubi, Nacho Cases podría regresar al equipo titular en detrimento de Moi Gómez. Del asturiano comentó que «es bestial, excelente como jugador y persona, pero es complicado para un entrenador saber si es positivo para el equipo realizar cambios o no hacerlos en las diferentes alineaciones». En esta ocasión, al catalán no le queda otra que realizar, al menos, una variación.

Otra de las permutas que puede llevar a cabo el catalán está en la delantera. El pasado miércoles se vio al entrenador mantener una charla de varios minutos con Traoré. Ayer, Rubi dio a conocer que el marfileño «tiene un problema en su vida personal. Hablé con él por un aspecto que no es futbolístico. A nivel físico está bien, pero no está acertado de cara a portería, nada más». Y esa pequeña distracción que tiene Lacina en su vida podría dar paso a la titularidad de Carlos Castro o Duje Cop: «Son tres jugadores para una posición y hay dos formas de enfocarlo. O das continuidad a uno o vas cambiando».

Al Sporting le toca mañana dar la cara en Mestalla, una plaza que se ha complicado con el paso de las jornadas ante el despertar de un Valencia que con Boro ha sido capaz de salir de la zona baja de la clasificación. «Tengo ganas de ver que mi equipo genera ocasiones lejos de casa. El Valencia en su casa ha recuperado la identidad y tiene jugadores de gran nivel, pero, como nos pongamos más nerviosos de la cuenta, será peor», hizo hincapié un entrenador que quiere tener sobre el terreno de juego a los hombres con mayor personalidad de la plantilla: «Si detecto que algún jugador no tiene la personalidad necesaria para rendir, no lo pondremos. En los últimos partidos hemos visto el crecimiento de varios futbolistas y espero que así siga siendo».

Además, el titular del banquillo gijonés reconoció sentirse en deuda tanto con el Sporting como con el sportinguismo. Si terminan por llegar las victorias a Gijón y el equipo sale a flote, la deuda quedará anulada para siempre.