El Comercio
Sporting

El Supremo desestima la petición del Sporting de recurrir al pago en especie

Escultura de Salvador Dalí de título 'Dios solar emergiendo de las aguas de Okinawa', presentado por el Sporting como alternativa para abonar parte de la deuda con la Agencia Tributaria.
Escultura de Salvador Dalí de título 'Dios solar emergiendo de las aguas de Okinawa', presentado por el Sporting como alternativa para abonar parte de la deuda con la Agencia Tributaria. / E. C.
  • El Alto Tribunal considera que «no es admisible» hacer frente a las deudas con la Agencia Tributaria con obras de arte como planteó el club

Chasco judicial para el Sporting. La Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por el club gijonés después de que fuera rechazada previamente en otras instancias su petición de utilizar el pago en especie como alternativa para abonar las deudas con la Agencia Tributaria.

Desde el seno del consejo mostraron ayer su desacuerdo con algunos aspectos de la sentencia y a lo largo de la jornada de hoy estudiarán junto con el despacho de abogados que le asesora en este tema (KP Asesores) la viabilidad de elevar un recurso ante una instancia superior que, en este caso, solo podría ser el Tribunal Constitucional o un organismo de competencia europeo. La lógica invita a pensar que el fallo, hecho público ayer, puede poner punto y final a la larga batalla emprendida en su día por el Sporting a fin de que se reconociera este recurso como fórmula de pago.

El Supremo, sin embargo, sostiene que la decisión de la Administración de no aceptar esta vía es «discrecional» al tiempo que matiza que no está obligada a asumir este planteamiento. Uno de los argumentos expuestos por el Sporting es que la Agencia Tributaria desestimó su solicitud sin elaborar el pertinente informe que permitiría precisar el valor real de las obras y constatar así si tenía valor para el Estado. En el fallo consideran que no existe infracción en el procedimiento por esta negativa y esgrimen, en cambio, que el informe debía ser aportado por el recurrente.

El club inició su particular cruzada a finales de 2013. Inmerso en una delicada situación financiera, la entidad estaba acorralada ante la necesidad de hacer un pago de 4,8 millones de euros, correspondientes a los impagos de IRPF que arrastraba. Sin medios para hacer frente a esta deuda, surgió la oportunidad de saldar la cuenta a través del denominado pago en especie. El club exploró esta vía bajo el asesoramiento de una empresa especializada, convencido de que el pago en especie está contemplado por la ley en las operaciones que se efectúan con Hacienda.

En una primera entrega, el Sporting presentó dos obras de arte - una escultura de plata y bronce titulada 'Dios solar emergiendo de las aguas de Okinawa', de Salvador Dalí, y otra pieza de un coleccionista particular- al objeto de liquidar la deuda. En el caso de que se hubieran aceptado, el club habría pasado a contraerla con un acreedor privado, con una importante quita.

Sin embargo, la Agencia Tributaria desmontó los propósitos de la entidad gijonesa que aludió a un «defecto de forma» para combatir judicialmente la resolución emitida por el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) que fue el penúltimo organismo en rechazar su planteamiento antes de acudir al Supremo.

El Alto Tribunal deja claro en el fallo que el pago en especie de las deudas tributarias «no es una alternativa» en manos del contribuyente como sustitutivo del pago en efectivo. Sobre el planteamiento del club gijonés recuerda en todo caso que cualquier obra que se ofrezca para solventar una deuda debe ser un bien del patrimonio histórico español que debe estar inscrito en el Registro General de Bienes de Interés Cultural.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate