El Comercio
Sporting

Sporting | La angustia de Charo

La angustia de Charo
  • La televisión lanza a la fama, muy a su pesar, a una aficionada rojiblanca por el sufrimiento que vivió el domingo en El Molinón

El sufrimiento no siempre va por dentro. La cara es un reflejo del alma. Lo sabe bien Charo García, una incondicional aficionada del Sporting a la que las cámaras del popular programa de televisión 'El Día Después', que emite Movistar +, cazaron en plena angustia durante el partido que enfrentó al equipo rojiblanco y al Granada el pasado domingo en El Molinón.

Charo, residente en Sama de Langreo, es una habitual de la Grada Este del estadio rojiblanco desde hace varios años, concretamente del sector más próximo a la zona que ocupan las aficiones visitantes. En los apenas dos minutos y medio que dura el vídeo, el rostro de la seguidora expresa toda clase de estados de ánimo. No en vano, cualquier aficionado sabía de la importancia que tenía el envite. De perder, el Sporting tendría muy difícil pensar en la salvación. Charo se lleva las manos a la cabeza con las ocasiones falladas por los de Rubi, clava su mirada en la portería de Ochoa, se esconde debajo de su bufanda cuando el Granada se pone por delante en el marcador... En ese momento, la desesperación le hace abandonar la butaca, aunque por poco tiempo. En plena vorágine goleadora del Sporting, la aficionada langreana regresa a su sitio de siempre para abrazarse con sus compañeros de grada.

La repercusión del vídeo, que se viralizó ayer a través de las redes sociales, desbordó por completo a Charo García. Contactada por EL COMERCIO, la seguidora rojiblanca prefirió mantenerse en un segundo plano. Su imagen, a su pesar, se ha propagado entre muchos seguidores que, reconocen, se identifican con ese mismo sufrimiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate