El Comercio
Sporting

SPORTING

Sporting | Los intocables de la era Rubi

fotogalería

Rubi, en un entrenamiento en Mareo.

  • Cuéllar, Canella, Carmona y Vesga son los futbolistas más utilizados por el técnico desde su llegada

  • El preparador catalán, que cumple hoy dos meses como inquilino del banquillo rojiblanco, ha impuesto un sistema diferente con un trivote y un solo delantero

Rubi cumplió el pasado domingo su partido número diez en el Sporting. Lo hizo con una victoria que permite soñar al conjunto rojiblanco con la salvación. El choque ante el Granada obligó al técnico catalán a variar el sistema para introducir a Lacina Traoré. El tanto inicial del cuadro andaluz hizo saltar las alarmas y el entrenador tuvo que actuar de urgencia. Tanto el marfileño como Carlos Castro fueron las referencias en el ataque hasta que se logró remontar un partido que era vital. La del pasado domingo en El Molinón fue una de las escasas ocasiones en las que el preparador modificó el dibujo táctico del equipo.

Desde que llegó a Gijón, Rubi siempre ha apostado por el mismo esquema. La principal novedad que introdujo en el Sporting fue la utilización de un tridente en el centro del campo con Vesga y Sergio como apuestas seguras en el once. El catalán es un hombre de ideas fijas. Si Abelardo realizó distintas probaturas en busca de la tecla que no encontró, Rubi siempre ha apostado por una alineación tipo. Con la permuta en el banquillo, varios jugadores han ganado protagonismo sobre el terreno de juego. El hombre con más minutos, desde que Abelardo dejara el conjunto gijonés sigue siendo Cuéllar con 810 minutos de los último 900 disputados.

El extremeño tan solo se perdió un encuentro, el del pasado domingo ante el Granada por acumulación de tarjetas. El rol de Cuéllar apenas ha variado con la llegada del nuevo cuerpo técnico. Todo lo contrario le ha sucedido a Roberto Canella.

El de Pola de Laviana vive una temporada llena de altibajos. Antes de que diera comienzo la competición, Abelardo le comentó que no contaba con sus servicios. Aún así, Canella decidió luchar por un puesto y acabó convenciendo al 'Pitu' para actuar en el lateral izquierdo.

Rubi no ha tenido dudas con el lavianés, que ha sido titular fijo desde su llegada al banquillo. Ni la llegada de Elderson, incorporado en el mercado de invierno con Rubi ya en el banquillo, ha alterado los planes del preparador barcelonés.

Carlos Carmona, un año más, se ha ganado un hueco en el once titular con el paso de las jornadas. Con 705 minutos, es el tercer hombre más utilizado por Rubi. El mallorquín comenzó como volante en el centro del campo, pero la posición en la que más desequilibrante resulta es pegado a la línea de cal por delante de Douglas. A pesar de tener un inicio con poco protagonismo, su sacrificio a la hora de defender y sus seis goles, segundo máximo goleador del equipo, le han servido para ganarse la confianza del entrenador.

El cuarto hombre en el escalafón de Rubi es Vesga. Es uno de los casos en el que los minutos disputados no corresponden con la importancia que adquiere en los partidos. El centrocampista aún estaba en Bilbao cuando se produjo la permuta en el banquillo y una vez que fichó por el Sporting tuvo que ver el primer partido desde la grada porque el rival fue el Athletic. La denominada 'cláusula del miedo' le impidió debutar en El Molinón. A partir de ahí, su presencia es innegociable.

Fernando Amorebieta ocupa el quinto lugar con 630 minutos disputados. El defensa es un fijo en los equipos de Rubi siempre que está disponible. A pesar de las lesiones y las sanciones que ha sufrido, es el zaguero que más minutos acumula. Muy de cerca le sigue Jorge Meré con 614 minutos en los último dos meses de competición. El venezolano regresará a la titularidad en Sevilla debido a la baja por sanción de Meré. La ausencia del asturiano permitirá a Babin seguir en el once. El francés, que mejora con el paso de las jornadas, podría ganar protagonismo en el centro de la defensa.

Otras piezas importantes en el engranaje del preparador catalán son Douglas y Burgui. El lateral, después de superar una lesión en la rodilla, ha jugado siempre que ha estado disponible, mientras que el extremeño es el único futbolista de la plantilla que ha intervenido en todos los encuentros desde el aterrizaje del técnico catalán. Es indudable que uno de los méritos de Rubi es haber recuperado al jugador, cedido por el Real Madrid, que está ofreciendo en las últimas jornadas un nivel muy alto.

Otros futbolistas que antes eran fijos en las alineaciones han perdido protagonismo. Es el caso de Lillo, intocable para Abelardo, que ha pasado a la suplencia como Isma López que, en apenas en cuestión de una semana, pasó de titular a no ir ni convocado. Viguera o Lora, por ejemplo, no han tenido oportunidades desde la llegada del preparador barcelonés a Mareo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate