El Comercio
Sporting
Castro, en el momento de ser sustituido ante el Granada.
Castro, en el momento de ser sustituido ante el Granada. / J. PAÑEDA

La mesa de las renovaciones se reduce a Castro

  • Es la única ampliación que se plantea por ahora, y que parece complicada, mientras que jugadores como Cases y Lora iniciarán su último año tras esta temporada

Se mantenga o no en Primera División, continúe Nico Rodríguez o no en el club, el Sporting se asoma a un futuro incierto, con muchas incógnitas derivadas de un proyecto extraño en su configuración y difícil de descifrar si se concibe como algo a largo plazo. Hoy por hoy, la única negociación que hay sobre la mesa de renovaciones es la de Carlos Castro, con cuyo agente, Gelu Rodríguez, ya se ha mantenido algún contacto, pero sin profundizar mucho más. El delantero termina contrato en junio de 2018 y las posturas para acordar su continuidad están bastante distanciadas, básicamente por la escasa presencia que ha tenido el jugador en estos últimos años.

Más claro se presenta el panorama de este verano. Seis jugadores, cuatro de ellos con cierto peso en el equipo (Burgui, Douglas, Vesga y Traoré), finalizarán su estancia a préstamo en Gijón para regresar a sus clubes. Parece complicada la continuidad de cualquiera de ellos, aunque el equipo se mantenga, pero el club no quiere precipitar acontecimientos en un momento en el que ha fiado todos sus esfuerzos a la lucha por la permanencia y, a partir de ahí, no descarta ningún escenario. Luego está un caso de distinta naturaleza, el de Xavi Torres, que solo firmó un año de contrato y ha tenido una escasa participación, aunque Rubi siempre ha manifestado su gusto por el centrocampista. Y, por último, aparece Cop, cuya presencia está garantizada si el Sporting logra la permanencia a final de la temporada. Automáticamente, el club tendría que ejecutar la opción de compra que acordó en su día con el Cagliari y que se estima en unos 3 millones de euros, a falta de confirmación oficial.

Pero las principales dudas emergen en 2018. Estos meses, incluso el verano, serán decisivos para descifrar el futuro de algunos jugadores. Salvo Castro, el club no ha reconocido contactos con otros futbolistas, cuyo horizonte final está situado el 30 de junio de 2018. Hay casos especialmente llamativos y delicados, como son los que afectan a Nacho Cases y Lora, el capitán del Sporting, que atraviesa un momento complicado en su trayectoria, y que es uno de los futbolistas más queridos por el sportinguismo de la plantilla. A la vuelta de la esquina está el último año de contrato para ambos.

Dani Ndi, otra incógnita

Lo mismo sucede con Dani Ndi, que ha pasado a ser una incógnita. Abelardo tenía plena confianza en las condiciones del camerunés. Incluso el club confiaba en tener propuestas sustanciales que valorar de otros equipos si se cumplían las expectativas de los técnicos. Las lesiones, no obstante, han ralentizado su trayectoria y, salvo en la visita del Granada, no ha contado para Rubi. También concluyen contrato en 2018 Whalley, Viguera y Lillo, aunque el caso de este contempla una temporada adicional si cumple una serie de objetivos.

Más allá de eso, el club recuperará este verano a Álvaro Bustos, cedido en el Mirandés; Pablo Pérez, a préstamo en el Alcorcón; y Julio, cedido al Barnsley inglés.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate