El Comercio
Sporting

SPORTING

El Sporting, ante el reto de enlazar seis puntos

fotogalería

Rubi da instrucciones a sus futbolistas durante el entrenamiento celebrado ayer en Mareo. / DAMIÁN ARIENZA

  • El equipo no suma dos victorias consecutivas en Liga desde hace catorce meses

  • En lo que va de la presente temporada, los rojiblancos solamente han logrado encadenar dos o más partidos sin perder en tres ocasiones

Hace tres semanas, días antes de la visita del Sporting a Mestalla, Rubi deslizó en una frase su hoja de ruta soñada para rearmar de moral a sus jugadores en la recta final de la competición: «Si encadenamos dos victorias, podemos volver a mirar la clasificación». La situación no es desconocida en Mareo. El equipo rojiblanco, tanto con el técnico catalán como con Abelardo al frente, se ha visto lastrado en la última temporada y media por no encontrar la regularidad necesaria para llevar una vida tranquila en Primera División. No en vano han pasado catorce meses desde la última vez que logró dos triunfos seguidos.

Sucedió en enero de 2016, tras golear a la Real Sociedad en El Molinón por 5-1 y derrotar diez días después al Valencia a domicilio por 0-1. «Es uno de nuestros objetivos», reconoce Sergio Álvarez al ser preguntado por la importancia que se le da desde el vestuario rojiblanco a encadenar unos números así.

El Sporting ha disputado 45 partidos de Liga desde aquel lejano triunfo en Mestalla, con un balance de 24 derrotas, 12 empates y solamente 9 victorias. La breve racha vino entonces acompañada de una importante crisis de resultados que estuvo a punto de acabar con las opciones de permanencia en la máxima categoría del equipo entrenado entonces por Abelardo

El Sporting del pasado curso se caracterizó, entre otras muchas cosas, por las camaleónicas versiones de sí mismo que fue capaz de ofrecer en la recta final de la competición. Los rojiblancos alternaron actuaciones decepcionantes con otras totalmente heroicas. En El Molinón, en menos de un mes, se vieron sus dos caras más extremas, al ser capaz de caer con estrépito frente al Espanyol y de ganar en los últimos instantes a todo un finalista de Champions League como el Atlético.

Un mal común en la zona baja

Muchas de las sensaciones del año pasado se repiten en el Sporting de esta temporada, aunque también es cierto que ninguno de los seis equipos que ocupan la zona baja de la clasificación en Primera -Málaga, Deportivo, Leganés, Granada y Osasuna, además de los rojiblancos- han sido capaces aún de enlazar dos victorias consecutivas.

En el caso concreto del Sporting, el 'efecto Rubi' por el nuevo técnico en enero no ha traído cambios significativos en cuanto a resultados y puntuación, si bien es cierto que el equipo ha ofrecido una mejor imagen.

La falta de efectividad ofensiva a la hora de convertir en gol sus ocasiones ha sido el principal hándicap de los rojiblancos en los dos últimos meses. Los de Rubi han intercalado jornadas para el optimismo, vease el partido ante el Atlético, con otras que dejaron a El Molinón, como la derrota ante el Alavés.

Un sabor agridulce dejaron también los empates frente al Celta y al Valencia, en dos partidos en los que el Sporting se puso por delante en el marcador, pero no fue capaz de cerrar el partido tiempo.

En su anterior etapa en Primera, entre 2008 y 2012, el Sporting logró mantenerse con vida a base de rachas prolongadas en varias ocasiones. En la 2008-2009, el equipo de Manolo Preciado sumó cuatro victorias seguidas entre las jornadas sexta y novena. Lo mismo hizo en los tres últimos partidos de Liga, lo que le valió para certificar una permanencia agónica. Dos años después, en el curso 2010-2011, ganó tres partidos consecutivos en dos ocasiones. No obstante, enlazar seis puntos no siempre ha resultado suficiente para relanzar a un Sporting en apuros. El de la temporada 2011-2012 lo consiguió en dos ocasiones y acabó descendiendo a Segunda.

El problema para el Sporting se agrava esta campaña ya que, al margen de las pocas victorias logradas, el conjunto rojiblanco solamente ha enlazado dos o más partidos sin perder en tres momentos de la competición. «Cuando sumas seis puntos e dos jornadas te acercas a los rivales, pero es muy difícil conseguirlo en Primera», asume Sergio Álvarez. Ganar en Sevilla serviría para dar un zarpazo por la permanencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate