El Comercio
Sporting

Sporting | «Trato de meterle presión a Burgui, pero él marca las diferencias»

Isma López posa para EL COMERCIO en el campo número dos de Mareo.
Isma López posa para EL COMERCIO en el campo número dos de Mareo. / DAMIÁN ARIENZA
  • Isma López: «No estiraré mi permanencia en el Sporting. No soy el tipo de jugador que intenta perpetuarse en un equipo sin ser importante»

Ismael López (Pamplona, 1990) ha pasado en un abrir y cerrar de ojos de la titularidad a la grada. Leganés marcó un punto de inflexión para el navarro. Aquel día fue el último que salió en el once. Desde entonces, Rubi ha exprimido la buena forma de Burgui en detrimento de un futbolista que ha dejado el lateral izquierdo que ocupó con el anterior técnico. La afición no le olvida y en el último partido le dedicó una sonora ovación cuando entró al campo, justo el día en que cumplía cien partidos como rojiblanco. Nadie mejor que él para analizar la situación del equipo en vísperas del encuentro del Sevilla, un rival que derrotó la pasada campaña el Sporting gracias a un tanto del navarro.

¿Cómo se encuentra ahora que apenas cuenta para el técnico?

Estoy como siempre. Centrado y preparado para demostrar que tengo que continuar en el campo. Siempre he trabajado así y me ha ido bien. Tengo que aportar al equipo esté donde esté, en el campo o la grada.

Ha dejado el lateral izquierdo para volver al extremo...

Sí. Al final las necesidades del equipo y la de los entrenadores te llevan a actuar en posiciones posiciones. Yo intento adaptarme. Ahora me toca jugar por delante y con la llegada de Elderson se me cerró el lateral izquierdo.

¿Cómo lleva la competencia con Burgui?

Ahora es el jugador más en forma y más decisivo. Trato de meterle presión para que trabaje como hasta ahora y tenga que ofrecer su mejor versión. Es un futbolista que cuando está bien marca las diferencias.

¿La motivación sigue siendo la misma?

Por supuesto. Me siento muy partícipe de esto. Aunque yo no viaje o no juegue, las victorias también las siento como mías. Tengo claro que soy un jugador de equipo y de club y acepto mis situaciones en cada momento, aunque no esté conforme.

-¿Cómo encara la recta final de la temporada?

Las sensaciones del equipo son mucho mejores y estamos ilusionados en lograr la permanencia tal y como hicimos el año pasado.

¿Por qué otro año con tanto sufrimiento?

Hay muy buenos equipos, estamos en la élite y hay rivales que comenzaron el año mucho mejor que nosotros, pero lo importante es que aún hay opciones.

¿Ha estado el equipo a la altura de las circunstancias?

Tanto nosotros como la afición esperábamos mucho más del equipo. No sirve de nada pensar en eso. Lo hecho, por mucho que nos pese, hecho está.

¿Cree que la salvación pasa por El Molinón

Tenemos que pensar que podemos ganar a cualquiera si hacemos las cosas bien. No podemos limitarnos a los encuentros de casa. Tenemos que ir a por todos los rivales.

¿Hasta qué punto ha influido en el equipo la llegada de Rubi?

No me gustaría centrarme solo en Rubi. El cuerpo técnico es muy profesional. Todos dedican mucho tiempo al fútbol y no dejan nada al azar. Al final, todo eso se transmite en el terreno de juego.

¿Le ha perjudicado el cambio de entrenador?

No. Al final una temporada es larga. No he tenido la suerte de disfrutar de un año con continuidad en la alineación desde que estoy aquí. Estoy acostumbrado a pasar de la titularidad a la suplencia. Mi rol, a día de hoy, es otro.

¿Se ha replanteado su futuro después de pasar a un segundo plano?

Mientras el equipo quiera que esté aquí y la afición me dé cariño, seguiré. El día que vea que no soy una buena opción no estiraré mi permanencia en el Sporting, no soy ese tipo de futbolista que intenta perpetuarse en un equipo para sumar temporadas en la élite sin ser importantes.

¿Y qué aporta Isma López en el Sporting?

Personalidad, constancia y trabajo. Intento ser un ejemplo para la gente que llega al primer equipo. Quiero estar al lado de los que sufren como le pasó a Burgui y demostrar que se puede dar la vuelta a cualquier situación como ha hecho Sergio o me ha ocurrido a mí. Tener esa referencia en el vestuario siempre viene bien.

¿Se siente querido en Gijón?

Sí. La afición así me lo demuestra. Soy muy feliz aquí. Mientras me sienta importante defenderé los colores y el escudo del Sporting.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate