Sporting

El Sporting exprime las matemáticas

Rubi mantiene una charla con toda la plantilla en el campo número cinco de Mareo antes de dirigir la última sesión de la semana.
Rubi mantiene una charla con toda la plantilla en el campo número cinco de Mareo antes de dirigir la última sesión de la semana. / DAMIÁN ARIENZA
  • La derrota del Leganés ofrece al Sporting la opción de situarse a dos puntos de la salvación

  • El regreso de Vesga permite a Rubi recuperar ante la Real Sociedad el sistema táctico con tres centrocampistas y un solo delantero como referencia ofensiva

La jornada para el Sporting durará 180 minutos. Los primeros 90 minutos para los rojiblancos se jugarón ayer en el Reyno de Navarra y el resultado no ha podido ser mejor. La victoria de Osasuna ante el Leganés es un un alivio para el cuadro de Rubi que sabe que de ganar esta noche (20.45 horas, Anoeta) a la Real Sociedad la salvación quedará a dos puntos a falta de 21 por disputarse. Cuatro días después del duro golpe recibido ante el Málaga, Osasuna le ha servido en bandeja al Sporting una nueva oportunidad de seguir soñando con la permanencia. Sumar de tres en tres es el antídoto para todos los males, pero los resultados de los rivales directos también influirán en la recta final de la competición. Los números aún son posibles y con la derrota del Leganés, el choque en Anoeta se mira con otro prisma.

Ocho partidos son un mundo en el que el Sporting tiene que lograr lo que no ha conseguido en lo que va de año: ganar de manera consecutiva durante varias jornadas. La eficacia ante la portería rival debe ser casi perfecta y la defensa tendrá que ser capaz de detener la gran parte de los arreones de los adversarios. El tercer ingrediente es la fortuna que no estaría de más que hiciera un guiño al cuadro de Rubi para que Gijón siga disfrutando de la Primera.

La pizarra del entrenador echa humo. Solo le vale un resultado al final del curso: la salvación. Los números del cuerpo técnico rojiblanco pasan por «ganar a un gordo», tal y como reconoció Rubi en la comparencia de la víspera. Y en el camino del cuadro gijonés se cruzan dos rivales de la zona alta: la Real Sociedad y el Real Madrid. La primera piedra en el camino es el conjunto donostiarra. El único pero que se encuentra el Sporting es que Eusebio Sacristán ha recuperado al grueso de su plantilla para poder alinear al equipo de gala, mientras que el inquilino del banquillo rojiblanco ha tenido que recurrir de nuevo a Pablo Fernández ante las ausencias por lesión de Cop y Traoré. No hay que olvidar las ausencias de Nacho Cases y Douglas. La baja del brasileño la cubrirá Lillo en el lateral derecho, ya que Lora se ha vuelto a quedar fuera de una convocatoria por decisión técnica una vez que el alicantino cumplió en partido de sanción.

Otro de los hombres que tampoco se desplazaron ayer en autocar a San Sebastián fue Dani Ndi. El camerunés, que actuó el pasado miércoles como mediapunta no participará ante la Real Sociedad. Su rol en la expedición lo ocupa Borja Viguera. El futbolista riojano regresa al equipo después de haber sufrido un esguince en su tobillo derecho y espera contar con minutos ante el club en el que se formó y así convencer a Rubi, que no ha contado mucho con él desde su llegada.

La buena noticia para el Sporting es que Vesga ya está de regreso. En el último encuentro del cuadro gijonés quedó en evidencia la dependencia que tiene el bloque del centrocampista cedido por el Athletic. El futbolista vitoriano, que lleva poco más de dos meses en en Gijón, llegó con la intención de sumar minutos en Primera y se ha convertido en el director de la orquesta rojiblanca. Con Vesga regresará el sistema táctico preferido por Rubi: el trivote en el centro del campo para intentar controlar el juego del partido junto compartiendo la medular con Sergio y presumiblemente Moi Gómez.

Este último también regresa a una convocatoria, pero su ausencia ha sido más duradera que la de Vesga. Después de que fuera sustituido en el partido ante el Deportivo, el pasado 5 de marzo, no se ha vuelto a ver al alicantino en un encuentro liguero. Un mes y cinco días después todo hace indicar que volverá para formar el centro del campo preferido por el preparador catalán. Los tres centrocampistas se las tendrán que ver con Illarramendi.

El guipuzcoano es el motor de la Real Sociedad y esta noche regresa a los terrenos de juego después de superar problemas físicos para intentar guiar a su equipo hacia la victoria. Junto a él Zurutuza y Xabi Prieto buscarán los desmarques de Vela y Willian José. El brasileño es el máximo artillero del cuadro blanquiazul con nueve dianas.

Una duda en la defensa

La línea más retrasada del Sporting es la que más dudas ha generado al cuerpo técnico. En realidad es un solo puesto en el que hay más competencia para el partido de esta noche. Canella y Lillo serán los laterales y Meré tiene un puesto asegurado en el centro de la zaga. La duda la generan Amorebieta y Babin. El defensa francés ha mejorado su rendimiento, siendo el central que más minutos acumula en las últimas jornadas. La última vez que Meré y Amorebieta compartieron defensa fue hace más de un mes ante el Deportivo en El Molinón. Desde entonces, Babin se ha aferrado al once y tanto el internacional venezolano como el asturiano se han alternado en las alineaciones debido tanto a sanciones como lesiones.

El once de esta noche lo completarán Carmona, Burgui y Car los Castro. No hay duda en estas tres posiciones. Las bajas que arrastra el Sporting en la delantera han dejado vía libre a Carlos Castro para ser titular. El objetivo del técnico es que el 'nueve' de Ujo tenga ocasión para mostra su eficacia en los últimos metros.