Sporting
Rubi se lamenta de una jugada el lunes en San Sebastián.
Rubi se lamenta de una jugada el lunes en San Sebastián. / EFE

El Sporting, obligado a la machada

  • El equipo de Rubi ha perdido el derecho a especular y, sin Burgui, está forzado a ganar al Madrid en El Molinón

Tan desesperada se ha vuelto la situación del Sporting que el sábado (El Molinón, 16.15 horas), ante el Madrid de Zidane, firme líder de la categoría, no puede mirar hacia otro lado. Ni siquiera permitirse el lujo de pasar el trago de la mejor forma como pudiera suceder en otros tiempos más benévolos. El equipo de Rubi ha perdido el derecho a especular y dosificar fuerzas en busca de un mejor comportamiento futuro ante un rival más terrenal. Y, aunque su crédito está bajo mínimos por lo sucedido en las dos últimas jornadas, especialmente en San Sebastián, tiene que plantear batalla ante el conjunto 'merengue', que mira al partido de Gijón como un incordio entre los dos episodios de 'Champions' ante el Bayern de Munich y el 'Clásico'.

La tendencia que muestra el Sporting habla de un equipo desahuciado, incapaz de salir del descenso desde la jornada ocho, y que únicamente ha sido capaz de ganar en todo el año a tres de sus rivales directos (Leganés en dos ocasiones, Granada y Osasuna), además de al Athletic en la primera jornada. El hilo de la ilusión se mantiene, cimbrando y con posibilidades grandes de romperse con un soplido, porque Osasuna tuvo la ocurrencia de arrancarse a ganar en El Sadar el pasado fin de semana -el equipo rojiblanco lo visita en la próxima jornada- y lo hizo frente al Leganés, en un momento muy oportuno para el Sporting, sostenido por ese triunfo navarro tras la debacle que protagonizó en Anoeta, en uno de los peores partidos de la era Rubi. Eso y el 'golaverage' favorable mantienen vivo el sueño a falta de siete jornadas, en las que el Sporting tiene que recortar cinco puntos al equipo 'pepinero'.

Perderá el técnico catalán a Burgui para el choque del sábado, aprovechando una cita en la que ya no podía participar por imposición del club que tiene la propiedad de sus derechos para poner el contador de tarjetas a cero. Eso añade más inconvenientes y dificultades a la batalla, toda vez que el extremeño se ha convertido en el portador de todas las acciones ofensivas del equipo, después de una primera fase de la temporada discreta. El Madrid, que puede buscar alguna variación en su once de cartelera por motivos obvios, no podrá contar seguro con Carvajal, que también vio la quinta cartulina amarilla ante el Atlético.

El Sporting tendrá que ir a tumba abierta porque el fin de semana anuncia peligro. El Leganés recibirá al Espanyol, aunque será ya de domingo (Butarque, 12 horas), un equipo muy poco fiable como visitante. Su última victoria lejos de la moderna estructura de Cornellá se remonta al 4 de febrero, en Málaga. Eso le ha descolgado de la lucha por los objetivos europeos, situándole en un pequeño desierto de tranquilidad y poco sobresalto. Cualquier demarraje de los madrileños, acompañado de una derrota o empate del Sporting, puede implicar un descenso virtual.

Firma de autógrafos

Rubi se meterá esta mañana en el laboratorio de Mareo para empezar a preparar el encuentro del sábado, para el que ya podría tener a disposición a Cop, Douglas, Nacho Cases y Traoré. El equipo se ejercitará a puerta abierta a partir de las 10.30 horas y la plantilla firmará autógrafos a los niños presentes tras el entrenamiento.