Sporting
Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Cop.
Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Cop. / CITOULA

El Sporting queda en manos del Leganés

  • El equipo madrileño recibe este mediodía la visita de un Espanyol que se juega mantener sus opciones de clasificarse para Europa

La derrota contra el Real Madrid obliga al Sporting a permanecer más atento que nunca a lo que hagan sus rivales en la lucha por la permanencia. Los ojos de todos los aficionados rojiblancos estarán pendientes de lo que haga este mediodía el Leganés, que recibe en Butarque al Espanyol. Todas las cuentas, las más optimistas y las más pesimistas, pasan por ahí.

Los madrileños podrán afrontar la cita con la tranquilidad de conocer el resultado de los rojiblancos, conscientes además de que sumar los tres puntos podría ser el golpe moral definitivo para asegurarse su continuidad en Primera División la próxima temporada. El encuentro, no obstante, entraña cierta dificultad para los de Asier Garitano, ya que en frente tendrá a un Espanyol que se juega mantener sus opciones de clasificarse para la Europa League.

Con el horizonte más despejado tras esta jornada queda otro de los grandes rivales del Sporting en los puestos bajos, el 'Dépor'. La victoria de ayer ante el Málaga en Riazor deja al cuadro gallego en una situación relativamente cómoda, con nueve puntos -más el golaverage- de ventaja sobre los hombres Rubi. Los goles de Joselu y Mosquera permiten respirar por fin a los blanquiazules mientras que el Málaga, tras dar la sorpresa la semana pasada frente al Barcelona, se mantiene en tierra de nadie con once puntos de ventaja sobre los puestos de descenso.

El Sporting también deberá estar pendiente de lo que haga esta tarde (20.45 horas) el Granada, que recibe al Celta en Los Cármenes. Los andaluces, con dos puntos menos que el equipo gijonés, tratarán de aferrarse a sus opciones de permanencia ante un Celta que afronta el partido más pendiente de su compromiso europeo de la próxima semana que de la Liga, donde han perdido ya todas sus opciones de clasificarse para la Europa League.

La jornada dejó también la derrota del Osasuna en su visita al Calderón por 3-0. Los navarros se medían al Atlético de Madrid tras dos victorias consecutivas que les hacían mantener un hilo de esperanza de continuar en Primera División, pero apenas tuvieron opciones ante el equipo de Simeone. Carrasco en dos ocasiones y Filipe Luis anotaron para los rojiblancos. El marcador no fue más abultado gracias, en parte, a la actuación del portero Sirigu, que detuvo dos penaltis en los últimos minutos del partido.

Con este panorama, cualquier opción de permanencia para el Sporting pasa por el partido de este mediodía en Butarque sin descuidar una posible reacción del Granada. Más allá de esta jornada, la visita del próximo sábado a Pamplona para medirse a un Osasuna que ha visto frenada su racha se antoja una verdadera final para los de Rubi.